s

Hay amor tan ingrato, quítame solo una duda, si eres tú el que se muere o soy yo el que te mato.

Hay amor tan ingrato, quítame solo una duda, si eres tú el que se muere o soy yo el que te mato.
― Autor: Ricardo Arjona

imagen de Hay amor tan ingrato, quítame solo una duda, si eres tú el que se muere o soy yo el que te mato.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Ricardo Arjona
A ti que por despecho estas pensando con los piesA ti que me dejaste solo incluso cuando estabas en mi compañíaA ti ya no te queda nada y a mi me queda por lo menoseste síndrome incurable de quererte tanto.A ti ya no te queda nada

A ti que por despecho estas pensando con los piesA ti que me dejaste solo incluso cuando estabas en mi compañíaA ti ya no te queda nada y a mi me queda por lo menoseste síndrome incurable de quererte tanto.A ti ya no te queda nada

Me enseñaste de todo acepto a olvidarte.

Me enseñaste de todo acepto a olvidarte.

Y si se apagan las luces, y si se enciende el infierno, y si me siento perdido sé que tú estarás conmigo, con un beso de rescate.

Y si se apagan las luces, y si se enciende el infierno, y si me siento perdido sé que tú estarás conmigo, con un beso de rescate.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Es mejor debatir una cuestión sin resolverla, que resolver una cuestión sin debatirla.

Aquel que desee convertirse en maestro del hombre, debe empezar por enseñarse así mismo antes de enseñar a los demás; y debe enseñar primero con el ejemplo antes de que lo haga verbalmente. Pues aquel que se enseña a sí mismo y rectifica sus propios procedimientos, merece más respeto y estimación que el que enseña y corrige a otros, eximiéndose a él mismo.

Toda convicción es una cárcel.

Una colección de pensamientos debe ser una farmacia donde se encuentra remedio a todos los males.

Frases célebres por autores