s

Y así dos orillas tu corazón y el mío, pues, aunque las separa la corriente de un río, por debajo del río se unen secretamente.

Y así dos orillas tu corazón y el mío, pues, aunque las separa la corriente de un río, por debajo del río se unen secretamente.
― Autor: José Angel Buesa

imagen de Y así dos orillas tu corazón y el mío, pues, aunque las separa la corriente de un río, por debajo del río se unen secretamente.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de José Angel Buesa
Tu Collar de PerlasYo he visto perlas claras de inimitable encanto,de esas que no se tocan por temor a romperlas.Pero sólo en tu cuello pudieron valer tantolas burbujas de nieve de tu collar de perlas.Y más, aquella noche del amor satisfecho,del amor que eterniza lo fugaz de las cosas,cuando fuiste un camino que comenzó en mi lechoy el rubor te cubría como un manto de rosas.Yo acaricié tus perlas, sin desprender su broche,y las vi, como nadie nunca más podrá verlas,pues te tuve en mis brazos, al fin, aquella nochevestida solamente ¡con tu collar de perlas!

Tu Collar de PerlasYo he visto perlas claras de inimitable encanto,de esas que no se tocan por temor a romperlas.Pero sólo en tu cuello pudieron valer tantolas burbujas de nieve de tu collar de perlas.Y más, aquella noche del amor satisfecho,del amor que eterniza lo fugaz de las cosas,cuando fuiste un camino que comenzó en mi lechoy el rubor te cubría como un manto de rosas.Yo acaricié tus perlas, sin desprender su broche,y las vi, como nadie nunca más podrá verlas,pues te tuve en mis brazos, al fin, aquella nochevestida solamente ¡con tu collar de perlas!

te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti.

te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti.

Nocturno IvAsí estás todavía de pie bajo la lluvia,bajo la clara lluvia de una noche de invierno.De pie bajo la lluvia me llega tu sonrisa,de pie bajo la lluvia te encuentra mi recuerdo.Siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,con un polvo de estrellas muriendo en tus cabellosy tu voz que nacía del fondo de tus ojosy tus manos cansadas que se iban en el vientoy aquel cielo de plomo y el rumor de los árbolesy hasta la hoja aquella que te cayó en el senoy el rocío nocturno dormido en tus pestañasengarzando diamantes en tu vestido negro.Así estás todavía lejanamente cercadesde tu lejanía de sombra y de silencio.Mi corazón te llama de pie bajo la lluvia,de pie bajo la lluvia te acercas en el sueño.La vida es tan pequeña que cabe en una noche.Quizá fue que en la sombra me encontré con tu besoy por eso me envuelve, de pie bajo la lluvia,el sabor de tu boca y el olor de tu cuerpo.Sí, me has dejado triste porque pienso que acasoya no estarás conmigo cuando llueva de nuevo.Y no he de verte entonces de pie bajo la lluviacon las manos temblando de frío y de deseo.Pero aunque habrá otras noches cargadasde perfumesy otras mujeres, y otras, a lo largo del tiempo,siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,bajo la lluvia clara de una noche de invierno....

Nocturno IvAsí estás todavía de pie bajo la lluvia,bajo la clara lluvia de una noche de invierno.De pie bajo la lluvia me llega tu sonrisa,de pie bajo la lluvia te encuentra mi recuerdo.Siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,con un polvo de estrellas muriendo en tus cabellosy tu voz que nacía del fondo de tus ojosy tus manos cansadas que se iban en el vientoy aquel cielo de plomo y el rumor de los árbolesy hasta la hoja aquella que te cayó en el senoy el rocío nocturno dormido en tus pestañasengarzando diamantes en tu vestido negro.Así estás todavía lejanamente cercadesde tu lejanía de sombra y de silencio.Mi corazón te llama de pie bajo la lluvia,de pie bajo la lluvia te acercas en el sueño.La vida es tan pequeña que cabe en una noche.Quizá fue que en la sombra me encontré con tu besoy por eso me envuelve, de pie bajo la lluvia,el sabor de tu boca y el olor de tu cuerpo.Sí, me has dejado triste porque pienso que acasoya no estarás conmigo cuando llueva de nuevo.Y no he de verte entonces de pie bajo la lluviacon las manos temblando de frío y de deseo.Pero aunque habrá otras noches cargadasde perfumesy otras mujeres, y otras, a lo largo del tiempo,siempre he de recordarte de pie bajo la lluvia,bajo la lluvia clara de una noche de invierno....

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Hay cosas conocidas y cosas desconocidas. Y en el medio están las puertas.

El amor desea, el temor evita. A eso se debe la imposibilidad de que alguien sea amado y respetado a la vez por la misma persona, al menos en el mismo espacio de tiempo. Pues quien respeta reconoce el poder, es decir, lo teme: su estado es el temor respetuoso. Pero el amor no reconoce ningún poder, nada que separe, diferencie, anteponga o subordine. Como el amor no respeta, las personas ávidas de respeto son secreta o públicamente reacias a ser amadas.

Volved a emprender veinte veces vuestra obra, pulidla sin cesar y volvedla a pulir.

Jamás persona alguna de humilde estado ha ganado gran poder sólo por medio de la fuerza, pero sí sólo con la astucia

Frases célebres por autores