s

Tu corazón es igual que una playa, que, pudiendo ser tierra, nunca llega a ser mar.

Tu corazón es igual que una playa, que, pudiendo ser tierra, nunca llega a ser mar.
― Autor: José Angel Buesa

imagen de Tu corazón es igual que una playa, que, pudiendo ser tierra, nunca llega a ser mar.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de José Angel Buesa
Soy el amor que pasa… pero soy el amor

Soy el amor que pasa… pero soy el amor

Cuando todos los astros se apaguen en el cielo, cuando todos los pájaros paralicen el vuelo cansados de esperarte, ese día lejano yo te estaré esperando todavía

Cuando todos los astros se apaguen en el cielo, cuando todos los pájaros paralicen el vuelo cansados de esperarte, ese día lejano yo te estaré esperando todavía

Comprendo que tus besos jamas han de ser mios,comprendo que en tus ojos no me he de ver jamas;y te amo y en mis locos y ardientes desvarios,bendigo tus desdenes, adoro tus desvios,y en vez de amarte menos te quiero mucho mas.Pasarás por mi vida sin saber que pasaste.Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar,fingiré una sonrisa como un dulce contrastedel dolor de quererte... y jamás lo sabrás.Soñaré con el nácar virginal de tu frente,soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar,soñaré con tus labios desesperadamente,soñaré con tus besos... y jamás lo sabrás.Quizás pases con otro que te diga al oídoesas frases que nadie como yo te dirá;y, ahogando para siempre mi amor inadvertido,te amaré más que nunca... y jamás lo sabrás.Yo te amaré en silencio... como algo inaccesible,como un sueño que nunca lograré realizar;y el lejano perfume de mi amor imposiblerozará tus cabellos... y jamás lo sabrás.Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,—el tormento infinito que te debo ocultar—,te diré sonriente: «No es nada... ha sido el viento».Me enjugaré una lágrima... ¡y jamás lo sabrás!

Comprendo que tus besos jamas han de ser mios,comprendo que en tus ojos no me he de ver jamas;y te amo y en mis locos y ardientes desvarios,bendigo tus desdenes, adoro tus desvios,y en vez de amarte menos te quiero mucho mas.Pasarás por mi vida sin saber que pasaste.Pasarás en silencio por mi amor y, al pasar,fingiré una sonrisa como un dulce contrastedel dolor de quererte... y jamás lo sabrás.Soñaré con el nácar virginal de tu frente,soñaré con tus ojos de esmeraldas de mar,soñaré con tus labios desesperadamente,soñaré con tus besos... y jamás lo sabrás.Quizás pases con otro que te diga al oídoesas frases que nadie como yo te dirá;y, ahogando para siempre mi amor inadvertido,te amaré más que nunca... y jamás lo sabrás.Yo te amaré en silencio... como algo inaccesible,como un sueño que nunca lograré realizar;y el lejano perfume de mi amor imposiblerozará tus cabellos... y jamás lo sabrás.Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,—el tormento infinito que te debo ocultar—,te diré sonriente: «No es nada... ha sido el viento».Me enjugaré una lágrima... ¡y jamás lo sabrás!

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Fracazar es la oportunidad de comenzar de nuevo, con mas inteligencia

En la morfología del ser femenino, acaso no haya figuras más extrañas que las de Judit y Salomé, las dos mujeres que van con dos cabezas cada una: la suya y la cortada.

La fuerza de las mujeres depende de que la psicología no puede explicarla. Los hombres pueden ser analizados; las mujeres sólo pueden ser amadas.

La felicidad es cuestión de descubrirla en nuestras ventajas.

Frases célebres por autores