s

O acaso cierta noche de amor y de locura yo vivía un ensueño y... y usted una aventura

O acaso cierta noche de amor y de locura yo vivía un ensueño y... y usted una aventura
― Autor: José Angel Buesa

imagen de O acaso cierta noche de amor y de locura yo vivía un ensueño y... y usted una aventura

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de José Angel Buesa
Como las olas, tu recuerdo viene y se va.

Como las olas, tu recuerdo viene y se va.

Después de haber besado sus cabellos de trigo, nada importa la culpa, pues no importa el castigo.

Después de haber besado sus cabellos de trigo, nada importa la culpa, pues no importa el castigo.

No, nada llega tarde, porque todas las cosas tienen su tiempo justo, como el trigo y las rosas

No, nada llega tarde, porque todas las cosas tienen su tiempo justo, como el trigo y las rosas

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

En política, como en la religión, es igualmente absurdo hacer proselitismo ha fuego y espada.

AjedrezIEn su grave rincón, los jugadoresRigen las lentas piezas. El tableroLos demora hasta el alba en su severoAmbito en que se odian dos colores.Adentro irradian mágicos rigoresLas formas: torre homérica, ligeroCaballo, armada reina, rey postrero,Oblicuo alfil y peones agresores.Cuando los jugadores se hayan ido,Cuando el tiempo los haya consumido,Ciertamente no habrá cesado el rito.En el Oriente se encendió esta guerraCuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.Como el otro, este juego es infinito.IITenue rey, sesgo alfil, encarnizadaReina, torre directa y peón ladinoSobre lo negro y blanco del caminoBuscan y libran su batalla armada.No saben que la mano señaladaDel jugador gobierna su destino,No saben que un rigor adamantinoSujeta su albedrío y su jornada.También el jugador es prisionero(La sentencia es de Omar) de otro tableroDe negras noches y de blancos días.Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.¿Qué dios detrás de Dios la trama empiezaDe polvo y tiempo y sueño y agonías.

A los silenciosos no se les puede quitar la palabra.

Desgraciadamente, la opinión tiene más fuerza que la verdad

Frases célebres por autores