s

El sueño pesa sobre mis hombros y me acerca de nuevo a vos, al huequito de tu brazo, a tu respiración, a una continuación infinita de la batalla de sábanas y almohadas que empezamos y que pone risa y energía a nuestro cansancio.

El sueño pesa sobre mis hombros y me acerca de nuevo a vos, al huequito de tu brazo, a tu respiración, a una continuación infinita de la batalla de sábanas y almohadas que empezamos y que pone risa y energía a nuestro cansancio.
― Autor: Gioconda Belli

imagen de El sueño pesa sobre mis hombros y me acerca de nuevo a vos, al huequito de tu brazo, a tu respiración, a una continuación infinita de la batalla de sábanas y almohadas que empezamos y que pone risa y energía a nuestro cansancio.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Gioconda Belli
Textura de SueñoNo he visto el díamás que a través de tu ausenciade tu ausencia redonda que envuelve mi paso agitado,mi respiración de mujer sola.Hay que están hechos para morirse o para llorar,días poblados de fantasmas y ecosen los que ando sobresaltada,pareciéndome que el pasado va a abrir la puertay que hoy será ayer,tus manos, tus ojos, tu estar conmigo,lo que hace tan poco era tan realy ahora tiene la mismatextura del sueño.

Textura de SueñoNo he visto el díamás que a través de tu ausenciade tu ausencia redonda que envuelve mi paso agitado,mi respiración de mujer sola.Hay que están hechos para morirse o para llorar,días poblados de fantasmas y ecosen los que ando sobresaltada,pareciéndome que el pasado va a abrir la puertay que hoy será ayer,tus manos, tus ojos, tu estar conmigo,lo que hace tan poco era tan realy ahora tiene la mismatextura del sueño.

El amor de mi hombre no conocerá el miedo a la entrega, ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento en una plaza llena de multitudes. Podrá gritar -te quiero- o hacer rótulos en lo alto de los edificios proclamando su derecho a sentir el más hermoso y humano de los sentimientos.

El amor de mi hombre no conocerá el miedo a la entrega, ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento en una plaza llena de multitudes. Podrá gritar -te quiero- o hacer rótulos en lo alto de los edificios proclamando su derecho a sentir el más hermoso y humano de los sentimientos.

El tiempo nos ha vaciado de fulgor. Pero la oscuridad sigue poblada de luciérnagas.

El tiempo nos ha vaciado de fulgor. Pero la oscuridad sigue poblada de luciérnagas.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

Para el hombre laborioso, el tiempo es elástico y da para todo. Sólo falta el tiempo a quien no sabe aprovecharlo

No se debe poner la espada en manos del desesperado.

Donde uno piensa, otro sueña.

El porvenir de un hijo es siempre obra de su madre.

Frases célebres por autores