s

Una de las leyes fundamentales de la cortesía es la resistencia al primer impulso.

Una de las leyes fundamentales de la cortesía es la resistencia al primer impulso.
― Autor: Noel Clarasó

imagen de Una de las leyes fundamentales de la cortesía es la resistencia al primer impulso.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Noel Clarasó
Indudablemente la época más feliz del matrimonio es la luna de miel; lo malo es que para repetirla, han de suceder cosas muy desagradables.

Indudablemente la época más feliz del matrimonio es la luna de miel; lo malo es que para repetirla, han de suceder cosas muy desagradables.

En el juego es muy importante saber perder, pero es mucho más importante saber hacer perder a los otros

En el juego es muy importante saber perder, pero es mucho más importante saber hacer perder a los otros

Cuando los sabios se enamoran parecen tontos; cuando se enamoran los tontos, parecen tan tontos como antes.

Cuando los sabios se enamoran parecen tontos; cuando se enamoran los tontos, parecen tan tontos como antes.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

El hombre del conocimiento debe no solamente saber amar a sus enemigos, sino también saber odiar a sus amigos.

Para trabajar con éxito, téngase caridad en el corazón y paciencia en la ejecución.

Un instante de gozo del corazón vale más que dos horas de placer de los sentidos.

A cierta edad, un poco por amor propio, otro poco por picardía, las cosas que más deseamos son las que fingimos no desear.

Frases célebres por autores