s

XxviTú eras el huracán y yo la altatorre que desafía su poder:¡tenías que estrellarte o que abatirme!¡No podía ser!Tú eras el océano y yo la enhiestaroca que firme aguarda su vaivén:¡tenías que romperte o que arrancarme!¡No podía ser!Hermosa tú, yo altivo: acostumbradosuno a arrollar, el otro a no ceder:la senda estrecha, inevitable el choque...¡No podía ser!

XxviTú eras el huracán y yo la altatorre que desafía su poder:¡tenías que estrellarte o que abatirme!¡No podía ser!Tú eras el océano y yo la enhiestaroca que firme aguarda su vaivén:¡tenías que romperte o que arrancarme!¡No podía ser!Hermosa tú, yo altivo: acostumbradosuno a arrollar, el otro a no ceder:la senda estrecha, inevitable el choque...¡No podía ser!
― Autor: Gustavo Adolfo Becquer

imagen de XxviTú eras el huracán y yo la altatorre que desafía su poder:¡tenías que estrellarte o que abatirme!¡No podía ser!Tú eras el océano y yo la enhiestaroca que firme aguarda su vaivén:¡tenías que romperte o que arrancarme!¡No podía ser!Hermosa tú, yo altivo: acostumbradosuno a arrollar, el otro a no ceder:la senda estrecha, inevitable el choque...¡No podía ser!

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Gustavo Adolfo Becquer
Dos rojas lenguas de fuego que a un mismo tronco enlazadas se aproximan, y al besarse forman una sola llama.

Dos rojas lenguas de fuego que a un mismo tronco enlazadas se aproximan, y al besarse forman una sola llama.

XxxviiiVolverán las oscuras golondrinasen tu balcón sus nidos a colgar,y otra vez con el ala a sus cristalesjugando llamarán.Pero aquéllas que el vuelo refrenabantu hermosura y mi dicha a contemplar,aquéllas que aprendieron nuestros nombres...ésas... ¡no volverán!Volverán las tupidas madreselvasde tu jardín las tapias a escalary otra vez a la tarde aún más hermosassus flores se abrirán.Pero aquellas cuajadas de rocíocuyas gotas mirábamos temblary caer como lágrimas del día...ésas... ¡no volverán!Volverán del amor en tus oídoslas palabras ardientes a sonar,tu corazón de su profundo sueñotal vez despertará.Pero mudo y absorto y de rodillascomo se adora a Dios ante su altar,como yo te he querido... desengáñate,nadie así te amará.

XxxviiiVolverán las oscuras golondrinasen tu balcón sus nidos a colgar,y otra vez con el ala a sus cristalesjugando llamarán.Pero aquéllas que el vuelo refrenabantu hermosura y mi dicha a contemplar,aquéllas que aprendieron nuestros nombres...ésas... ¡no volverán!Volverán las tupidas madreselvasde tu jardín las tapias a escalary otra vez a la tarde aún más hermosassus flores se abrirán.Pero aquellas cuajadas de rocíocuyas gotas mirábamos temblary caer como lágrimas del día...ésas... ¡no volverán!Volverán del amor en tus oídoslas palabras ardientes a sonar,tu corazón de su profundo sueñotal vez despertará.Pero mudo y absorto y de rodillascomo se adora a Dios ante su altar,como yo te he querido... desengáñate,nadie así te amará.

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo con la razón me arranque la memoria. ¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme con mi dolor a solas!.

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo con la razón me arranque la memoria. ¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme con mi dolor a solas!.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Antes de consultar la fantasía, consulta tu bolsa.

Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar.

La filosofía es una meditación de la muerte.

No es el tiempo lo que nos falta, somos nosotros los que le faltamos

Frases célebres por autores