s

En el majestuoso conjunto de la creacion, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espiritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna.

En el majestuoso conjunto de la creacion, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espiritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna.
― Autor: Gustavo Adolfo Becquer

imagen de En el majestuoso conjunto de la creacion, nada hay que me conmueva tan hondamente, que acaricie mi espiritu y dé vuelo desusado a mi fantasia como la luz apacible y desmayada de la luna.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Gustavo Adolfo Becquer
El espectáculo de lo bello, en cualquier forma en que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones.

El espectáculo de lo bello, en cualquier forma en que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones.

Podrá no haber poetas; pero siempre habrá poesía.

Podrá no haber poetas; pero siempre habrá poesía.

Xc¿No has sentido en la noche,cuando reina la sombrauna voz apagada que cantay una inmensa tristeza que llora?¿No sentiste en tu oído de virgenlas silentes y trágicas notasque mis dedos de muerto arrancabana la lira rota?¿No sentiste una lágrima míadeslizarse en tu boca,ni sentiste mi mano de nieveestrechar a la tuya de rosa?¿No viste entre sueñospor el aire vagar una sombra,ni sintieron tus labios un besoque estalló misterioso en la alcoba?Pues yo juro por ti, vida mía,que te vi entre mis brazos, miedosa;que sentí tu aliento de jazmín y nardoy tu boca pegada a mi boca.

Xc¿No has sentido en la noche,cuando reina la sombrauna voz apagada que cantay una inmensa tristeza que llora?¿No sentiste en tu oído de virgenlas silentes y trágicas notasque mis dedos de muerto arrancabana la lira rota?¿No sentiste una lágrima míadeslizarse en tu boca,ni sentiste mi mano de nieveestrechar a la tuya de rosa?¿No viste entre sueñospor el aire vagar una sombra,ni sintieron tus labios un besoque estalló misterioso en la alcoba?Pues yo juro por ti, vida mía,que te vi entre mis brazos, miedosa;que sentí tu aliento de jazmín y nardoy tu boca pegada a mi boca.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

Cuando tengas conocimiento de que has cometido un yerro, no vaciles en repararlo. Sólo reparándolo tendrás la conciencia tranquila

La única fuerza y la única verdad que hay en esta vida es el amor. El patriotismo no es más que amor, la amistad no es más que amor.

Los hombres viven celosos de la inmortalidad.

Si no eres feliz aquí y ahora, no lo serás nunca.

Frases célebres por autores