s

Al brillar un relámpago nacemos y aún dura su fulgor cuando morimos; tan corto es el vivir.

Al brillar un relámpago nacemos y aún dura su fulgor cuando morimos; tan corto es el vivir.
― Autor: Gustavo Adolfo Becquer

imagen de Al brillar un relámpago nacemos y aún dura su fulgor cuando morimos; tan corto es el vivir.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Gustavo Adolfo Becquer
Si pudiera hacerse la disección de las almas, cuantas muertes misteriosas se explicarían.

Si pudiera hacerse la disección de las almas, cuantas muertes misteriosas se explicarían.

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo con la razón me arranque la memoria. ¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme con mi dolor a solas!.

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo con la razón me arranque la memoria. ¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme con mi dolor a solas!.

Dos ideas que al par brotan, dos besos que a un tiempo estallan, dos ecos que se confunden, eso son nuestras dos almas.

Dos ideas que al par brotan, dos besos que a un tiempo estallan, dos ecos que se confunden, eso son nuestras dos almas.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Bienaventurado el que, dejando a parte su gusto e inclinación, mira las cosas en razón y justicia para hacerlas

Si hay trato, amigos pueden ser el perro y el gato.

La única manera de educar es dando un ejemplo, a veces un ejemplo espantoso

Los hombres están hechos de tal modo que quieren desde luego cometer el mal pero no quieren que se lo prediquen.

Frases célebres por autores