s

Primero el suelo nativo que nada. Nuestra vida no es otra cosa que la herencia de nuestro país.

Primero el suelo nativo que nada. Nuestra vida no es otra cosa que la herencia de nuestro país.
― Autor: Simón Bolívar

imagen de Primero el suelo nativo que nada. Nuestra vida no es otra cosa que la herencia de nuestro país.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Simón Bolívar
Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos.

Los empleos públicos pertenecen al Estado; no son patrimonio de particulares. Ninguno que no tenga probidad, aptitudes y merecimientos es digno de ellos.

Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos.

Todos los pueblos del mundo que han lidiado por la libertad han exterminado al fin a sus tiranos.

En el orden de las vicisitudes humanas no es siempre la mayoría de la masa física la que decide, sino que es la superioridad de la fuerza moral la que inclina hacia sí la balanza política.

En el orden de las vicisitudes humanas no es siempre la mayoría de la masa física la que decide, sino que es la superioridad de la fuerza moral la que inclina hacia sí la balanza política.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Iría al paraíso, pero con mi infierno; solo, no.

En cada tierra su uso, y en cada casa su costumbre.

Al deseo, acompañado de la idea de satisfacerse, se le denomina esperanza; despojado de tal idea, desesperación.

El sufrimiento depende no tanto de lo que se padece cuanto de nuestra imaginación, que aumenta nuestros males.

Frases célebres por autores