s

Todo no puede funcionar a la perfección en el mundo, pues a los hombres aún hay que gobernarlos con engaños.

Todo no puede funcionar a la perfección en el mundo, pues a los hombres aún hay que gobernarlos con engaños.
― Autor: Georg Christoph Lichtenberg

imagen de Todo no puede funcionar a la perfección en el mundo, pues a los hombres aún hay que gobernarlos con engaños.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Georg Christoph Lichtenberg
Concede a tu espíritu el hábito de la duda, y a tu corazón, el de la tolerancia.

Concede a tu espíritu el hábito de la duda, y a tu corazón, el de la tolerancia.

Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos.

Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos.

La costumbre es, en muchos casos, mala consejera. Hace que tomemos la injusticia por justicia y el error por verdad.

La costumbre es, en muchos casos, mala consejera. Hace que tomemos la injusticia por justicia y el error por verdad.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Que otros tiempos no le resten vida a tu día.

Una mujer llega a la convicción de que es amada, más por lo que adivina, que por lo que le dicen.

Es una regla de la amistad que cuando la desconfianza entra por la puerta, el afecto sale por la ventana

Las personas más espirituales, suponiendo que tengan el máximo coraje, son también las que viven las tragedias más dolorosas: pero esas personas honran la vida justo porque ésta les opone su máxima hostilidad.

Frases célebres por autores