s

Mi felicidad consiste en que se apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.

Mi felicidad consiste en que se apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.
― Autor: León Tolstoi

imagen de Mi felicidad consiste en que se apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de León Tolstoi
El dinero es una nueva forma de esclavitud que sólo se distingue de la antigua por el hecho de que es impersonal; no existe una relación humana entre amo y esclavo.

El dinero es una nueva forma de esclavitud que sólo se distingue de la antigua por el hecho de que es impersonal; no existe una relación humana entre amo y esclavo.

El verdadero amor supone siempre la renuncia a la propia comodidad personal.

El verdadero amor supone siempre la renuncia a la propia comodidad personal.

No hagas el mal y no existirá.

No hagas el mal y no existirá.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Trabajar en el cine era vergonzoso, era lo más despreciable. Gracias a Dios se inventó la televisión.

La mayoría de las personas entran y salen de tu vida, pero sólo los amigos dejan huellas en tu corazón

Creer en dios es aceptar nuestra debilidad y confiar en él.

Mi padre era poco amigo de explicaciones. Pienso que tal vez prefería enfrentarme al paisaje, a los hombres, a las cosas que pueden ayudar a entender la vida, para que poco a poco yo sacara mis propias conclusiones. Tenía, sí, el buen tacto de no ofrecerme espectáculos vulgares. Muchas veces, con una mirada o una palabra, me ordenaba alejarme de gentes que él no consideraba oportunas o dignas para mis ojos.

Frases célebres por autores