s

Toda guerra se inicia con los pretextos más nimios, se continúa por motivos de peso y se concluye con las excusas más falaces.

Toda guerra se inicia con los pretextos más nimios, se continúa por motivos de peso y se concluye con las excusas más falaces.
― Autor: Arthur Schnitzler

imagen de Toda guerra se inicia con los pretextos más nimios, se continúa por motivos de peso y se concluye con las excusas más falaces.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Arthur Schnitzler
Pese a la relativa apacibilidad de los austríacos, no me parece en absoluto inconcebible que, llegado el caso, se los pueda azuzar a cometer actos brutales y sangrientos.

Pese a la relativa apacibilidad de los austríacos, no me parece en absoluto inconcebible que, llegado el caso, se los pueda azuzar a cometer actos brutales y sangrientos.

En las relaciones amorosas hay dos fases que se suceden casi sin solucion de continuidad: una, en la que despues de las discusiones es mejor reconciliarse de inmediato, ya que al fin y al cabo el reencuentro no puede aplazarse demasiado; y otra en la que conviene aprovechar la primera discusion que se tercie como pretexto para la ruptura, ya que esta es inevitable.

En las relaciones amorosas hay dos fases que se suceden casi sin solucion de continuidad: una, en la que despues de las discusiones es mejor reconciliarse de inmediato, ya que al fin y al cabo el reencuentro no puede aplazarse demasiado; y otra en la que conviene aprovechar la primera discusion que se tercie como pretexto para la ruptura, ya que esta es inevitable.

Estamos hechos para concebir lo inconcebible y soportar lo insoportable. Eso es lo que hace nuestra vida tan dolorosa y al tiempo tan inagotablemente rica.

Estamos hechos para concebir lo inconcebible y soportar lo insoportable. Eso es lo que hace nuestra vida tan dolorosa y al tiempo tan inagotablemente rica.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Ese Gran SimulacroCada vez que nos dan clases deamnesiacomo si nunca hubieran existidolos combustibles ojos del almao los labios de la pena huérfanacada vez que nos dan clases deamnesiay nos conminan a borrarla ebriedad del sufrimientome convenzo de que mi regiónno es la farándula de otrosen mi región hay calvarios deausenciamuñones de porvenir / arrabalesde duelopero también candores demosquetapianos que arrancan lágrimascadáveres que miran aún desdesus huertosnostalgias inmóviles en un pozode otoñosentimientos insoportablementeactualesque se niegan a morir allá en looscuroel olvido está lleno de memoriaque a veces no caben lasremembranzasy hay que tirar rencores por labordaen el fondo el olvido es un gransimulacronadie sabe ni puede / aunquequiera / olvidarun gran simulacro repleto defantasmasesos romeros que peregrinan porel olvidocomo si fuese el camino desantiagoel día o la noche en que el olvidoestallesalte en pedazos o crepite /los recuerdos atroces y demaravillaquebrarán los barrotes de fuegoarrastrarán por fin la verdad porel mundoy esa verdad será que no hayolvido

La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes.

no me pidas que te olvide, si bien sabes que siempre te llevo en mis pensamientos, no me pidas que te deje de amar, por que sabes que el amor que siento es inmenso, es mas facil que tu me olvides, es mas facil que tu me dejes de amar si es que un dia lo hiciste, `por qeu nunca me lo demmostraste

La fortuna, el triunfo, la gloria, el poder pueden aumentar la felicidad, pero no pueden crearla. Sólo los afectos la dan

Frases célebres por autores