s

Se entiende a las mujeres como se entiende el lenguaje de los pájaros: por intuición o de ninguna manera.

Se entiende a las mujeres como se entiende el lenguaje de los pájaros: por intuición o de ninguna manera.
― Autor: Henry Frédéric Amiel

imagen de Se entiende a las mujeres como se entiende el lenguaje de los pájaros: por intuición o de ninguna manera.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Henry Frédéric Amiel
Un error es peligroso en proporción a la cantidad de verdad que contiene.

Un error es peligroso en proporción a la cantidad de verdad que contiene.

Mira dos veces para ver lo justo. No mires más que una vez para ver lo bello.

Mira dos veces para ver lo justo. No mires más que una vez para ver lo bello.

Mil cosas avanzan. Novecientas noventa y nueve retroceden. Esto es el progreso.

Mil cosas avanzan. Novecientas noventa y nueve retroceden. Esto es el progreso.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Del hablador he aprendido a callar, del intolerante a ser indulgente y del malévolo a tratar a los demás con amabilidad. Y por curioso que parezca, no siento ninguna gratitud a esos maestros.

Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad.

Cuando se empuña la espada, las pasiones de los hombres no tienen límites.

En mi casa mando yo, pero mi mujer toma las decisiones.

Frases célebres por autores