s

Nada más santo en esta vida nuestra que la primera revelación del amor, el palpitar primero de sus alas de seda.

Nada más santo en esta vida nuestra que la primera revelación del amor, el palpitar primero de sus alas de seda.
― Autor: Henry Longfellow Wadsworth

imagen de Nada más santo en esta vida nuestra que la primera revelación del amor, el palpitar primero de sus alas de seda.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Henry Longfellow Wadsworth
La melancolía es una tristeza, un deseo sin nada de dolor, parecido a la tristeza en la misma medida en que la neblina se parece a la lluvia.

La melancolía es una tristeza, un deseo sin nada de dolor, parecido a la tristeza en la misma medida en que la neblina se parece a la lluvia.

En este mundo un hombre debe ser o yunque o martillo.

En este mundo un hombre debe ser o yunque o martillo.

Todo llega para quien sabe esperar.

Todo llega para quien sabe esperar.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

El sueño es independencia

La aventura podrá ser loca, pero el aventurero ha de ser cuerdo.

El amor es la fuerza más humilde, pero la más poderosa de que dispone el mundo.

Todos los hombres nacen iguales, pero es la última vez que lo son.

Frases célebres por autores