s

Nada más santo en esta vida nuestra que la primera revelación del amor, el palpitar primero de sus alas de seda.

Nada más santo en esta vida nuestra que la primera revelación del amor, el palpitar primero de sus alas de seda.
― Autor: Henry Longfellow Wadsworth

imagen de Nada más santo en esta vida nuestra que la primera revelación del amor, el palpitar primero de sus alas de seda.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Henry Longfellow Wadsworth
No confíes en el futuro por más placentero que sea. Deja que el tiempo pasado entierre a sus muertos. Actúa en el presente. Recuerda que si tú te ayudas, dios te ayudará.

No confíes en el futuro por más placentero que sea. Deja que el tiempo pasado entierre a sus muertos. Actúa en el presente. Recuerda que si tú te ayudas, dios te ayudará.

La mayoría de la gente tendría éxito en las pequeñas cosas si no estuviera tan preocupada por grandes ambiciones.

La mayoría de la gente tendría éxito en las pequeñas cosas si no estuviera tan preocupada por grandes ambiciones.

Una conversación con un hombre sabio vale más que diez años de estudio en libros.

Una conversación con un hombre sabio vale más que diez años de estudio en libros.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

El amor es como la fiebre: brota y aumenta contra nuestra voluntad.

Generalmente, un hombre suele tener aquellas buenas o malas cualidades que él atribuye a la humanidad

El hombre que no teme a las verdades, nada debe temer a las mentiras.

El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta.

Frases célebres por autores