s

La poesía huye, a veces, de los libros para anidar extramuros, en la calle, en el silencio, en los sueños, en la piel, en los escombros, incluso en la basura. Donde no suele cobijarse nunca es en el verbo de los subsecretarios, de los comerciantes o de los lechuginos de televisión.

La poesía huye, a veces, de los libros para anidar extramuros, en la calle, en el silencio, en los sueños, en la piel, en los escombros, incluso en la basura. Donde no suele cobijarse nunca es en el verbo de los subsecretarios, de los comerciantes o de los lechuginos de televisión.
― Autor: Joaquín Sabina

imagen de La poesía huye, a veces, de los libros para anidar extramuros, en la calle, en el silencio, en los sueños, en la piel, en los escombros, incluso en la basura. Donde no suele cobijarse nunca es en el verbo de los subsecretarios, de los comerciantes o de los lechuginos de televisión.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Joaquín Sabina
Era tan pobre que no tenía más que dinero.

Era tan pobre que no tenía más que dinero.

Ni yo mato por celos ni tú mueres por mí.

Ni yo mato por celos ni tú mueres por mí.

este pez ya no muere por tu boca, este loco se va con otra loca

este pez ya no muere por tu boca, este loco se va con otra loca

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Pasión Y Muerte de La LuzVIIIMi entraña mereció, panal mestizo,la incorruptible ley de tu voluta.En cada nervio de clavel o frutaun embozado arroyo de granizo.La abeja por mi sangre se deshizo.Vi las raíces de tu isla enjuta,y el atisbo tenaz de la cicutamezcló a tu piel su aroma fronterizo.Tiendo la mano para recogerlay el lento cáliz de una llaga fríaestanca el iris de tu simple perla.Me ciño a su enlutada melodíaquemándome sin fin por retenerlaen el doble rumor de mi agonía.XEl verano se agota en el racimo.Ni avena, ni cigarra, ni amapola.Ni el alga haciendo venas en la ola,ni las tímidas ranas en el limo.Ni la corteza que hasta el llanto oprimoentre la tierna muchedumbre, sola,hecha de sangre y labios la aureoladonde me corroboro y me lastimo.Ni la centella que la liebre rubiamueve entre los primores del rocío,ni la humilde fragancia de la alubia.Ni el caballo de sal que adiestra el río;ni la múltiple espada de la lluvia,dirán tu arisca huella, idioma frío.

El éxito consiste en vencer el temor al fracaso.

El amor tiene dos momentos deliciosos: el primero y el último; lo malo es el tiempo que transcurre entre ellos.

De inteligentes y de sabios es perdonar injurias y olvidar agravios.

Frases célebres por autores