s

Y si me interroga en la hora final, dile que sonreí de temor a que él llorara.

Y si me interroga en la hora final, dile que sonreí de temor a que él llorara.
― Autor: Maurice Maeterlinck

imagen de Y si me interroga en la hora final, dile que sonreí de temor a que él llorara.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Maurice Maeterlinck
Digámoslo de una vez: no trata de evitar el dolor, porque el dolor es inevitable; se trata de escoger las consecuencias.

Digámoslo de una vez: no trata de evitar el dolor, porque el dolor es inevitable; se trata de escoger las consecuencias.

En cada encrucijada del sendera que lleva al futuro, la tradición ha colocado diez mil hombres para custodiar el pasado.

En cada encrucijada del sendera que lleva al futuro, la tradición ha colocado diez mil hombres para custodiar el pasado.

Si usted ama, no es ese amor lo que forma parte de su destino: es la conciencia de usted misma que usted habrá encontrado en el fondo de ese amor lo que modificará su vida.

Si usted ama, no es ese amor lo que forma parte de su destino: es la conciencia de usted misma que usted habrá encontrado en el fondo de ese amor lo que modificará su vida.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Todo hombre recibe dos educaciones: la que le dan y la que él se da; esta última es la más importante

Me siento orgullosa de mis padres, han sido un gran apoyo en mi carrera.

Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor se escapa por la ventana.

La honradez reconocida es el más seguro de los juramentos.

Frases célebres por autores