s

No hay nada que sea más amenazador que la felicidad, y cada beso que damos puede despertar un enemigo.

No hay nada que sea más amenazador que la felicidad, y cada beso que damos puede despertar un enemigo.
― Autor: Maurice Maeterlinck

imagen de No hay nada que sea más amenazador que la felicidad, y cada beso que damos puede despertar un enemigo.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Maurice Maeterlinck
Más interesante que lo que la gente dice es su pensamiento secreto, y esto es lo que importa conocer.

Más interesante que lo que la gente dice es su pensamiento secreto, y esto es lo que importa conocer.

En cada encrucijada del sendera que lleva al futuro, la tradición ha colocado diez mil hombres para custodiar el pasado.

En cada encrucijada del sendera que lleva al futuro, la tradición ha colocado diez mil hombres para custodiar el pasado.

Si el hombre fuera cien veces más inteligente, cien veces mejor, Dios sería en ese mismo instante cien veces más inteligente, cien veces mejor que el hombre.

Si el hombre fuera cien veces más inteligente, cien veces mejor, Dios sería en ese mismo instante cien veces más inteligente, cien veces mejor que el hombre.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Nada altera mi concentración. Podrías hacer una orgía en mi oficina y yo no miraría. Bueno, quizá una vez.

Para no ser los esclavos martirizados del tiempo, embriagaos, ¡embriagaros sin cesar! con vino, poesía o virtud, a vuestra guisa.

El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más bella de la vida.

Ningún amor es más verdadero que aquel que muere sin haber sido revelado.

Frases célebres por autores