s

Yo trabajo para vivir, nunca viviré para trabajar.

Yo trabajo para vivir, nunca viviré para trabajar.
― Autor: Pacoyo

imagen de Yo trabajo para vivir, nunca viviré para trabajar.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Pacoyo
La mirada, el beso y la caricia, son las llaves del corazón.

La mirada, el beso y la caricia, son las llaves del corazón.

A pesar de no ser nunca el definitivo, el primer amor perdura para toda la vida.

A pesar de no ser nunca el definitivo, el primer amor perdura para toda la vida.

Cuando miro a una persona a los ojos y veo en ellos su corazón, intuyo que somos algo más que materia.

Cuando miro a una persona a los ojos y veo en ellos su corazón, intuyo que somos algo más que materia.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

vivi en el monstrou y le conosco las entrañas

Cuando un tonto coge una vereda, ni la vereda deja al tonto ni el tonto deja la vereda.

¡oh Triste Coche Viejo...!¡Oh triste coche viejo, que en mi memoria ruedas!¡Pueblo, que en un recodo de mi alma te pierdes!¡Lágrima grande y pura, lucero que te quedas,temblando en la colina, sobre los campos verdes!Verde el cielo profundo, despertaba el camino,fresco y fragante del encanto de la hora;cantaba un ruiseñor despierto, y el molinorumiaba un son eterno, rosa frente a la aurora.-Y en el alma, un recuerdo, una lágrima, unamano alzando un visillo blanco al pasar un coche...la calle de la víspera, azul bajo la lunasolitaria, los besos de la última noche¡Oh triste coche viejo, que en mi memoria ruedas!¡Pueblo, que en un recodo de mi alma te pierdes!¡Lágrima grande y pura, lucero que te quedas,temblando, en la colina, sobre los campos verdes!

Nuestro conocimiento es necesariamente finito, mientras que nuestra ignorancia es necesariamente infinita.

Frases célebres por autores