s

Cuando inclino la cabeza para esconder una lágrima, estoy viviendo y muriendo lo que ordena la guitarra.

Cuando inclino la cabeza para esconder una lágrima, estoy viviendo y muriendo lo que ordena la guitarra.
― Autor: Atahualpa Yupanqui

imagen de Cuando inclino la cabeza para esconder una lágrima, estoy viviendo y muriendo lo que ordena la guitarra.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Atahualpa Yupanqui
La guitarra es para mí un poco el templo donde yo entro a rezar. Cuando yo necesito musitar mi salmo profundo, voy a la guitarra. Por supuesto, no voy a tocar chacareras, que me encantan, ni gatos. La chacarera en Santiago del Estero, la zamba en Tucumán y el estilo en la provincia de Buenos Aires, para mí eso configura toda una atmósfera tradicional y hermosa. Pero para rezar, la vidala. Y la hora no importa, las nueve o las tres de la mañana y no necesito el estímulo del vino, ni de amigos. respondo al reclamo interior, al cascabel, como lo llamaba Ortega y Gasset: cuando se agita dentro de uno el cascabel, es cuando se necesita andar ese camino para ver qué rebaño lo anda buscando.

La guitarra es para mí un poco el templo donde yo entro a rezar. Cuando yo necesito musitar mi salmo profundo, voy a la guitarra. Por supuesto, no voy a tocar chacareras, que me encantan, ni gatos. La chacarera en Santiago del Estero, la zamba en Tucumán y el estilo en la provincia de Buenos Aires, para mí eso configura toda una atmósfera tradicional y hermosa. Pero para rezar, la vidala. Y la hora no importa, las nueve o las tres de la mañana y no necesito el estímulo del vino, ni de amigos. respondo al reclamo interior, al cascabel, como lo llamaba Ortega y Gasset: cuando se agita dentro de uno el cascabel, es cuando se necesita andar ese camino para ver qué rebaño lo anda buscando.

Mi padre era poco amigo de explicaciones. Pienso que tal vez prefería enfrentarme al paisaje, a los hombres, a las cosas que pueden ayudar a entender la vida, para que poco a poco yo sacara mis propias conclusiones. Tenía, sí, el buen tacto de no ofrecerme espectáculos vulgares. Muchas veces, con una mirada o una palabra, me ordenaba alejarme de gentes que él no consideraba oportunas o dignas para mis ojos.

Mi padre era poco amigo de explicaciones. Pienso que tal vez prefería enfrentarme al paisaje, a los hombres, a las cosas que pueden ayudar a entender la vida, para que poco a poco yo sacara mis propias conclusiones. Tenía, sí, el buen tacto de no ofrecerme espectáculos vulgares. Muchas veces, con una mirada o una palabra, me ordenaba alejarme de gentes que él no consideraba oportunas o dignas para mis ojos.

Mi mano en el diapasón se afirma como una zarpa. Es que voy gritando cosas que me dicta la guitarra.

Mi mano en el diapasón se afirma como una zarpa. Es que voy gritando cosas que me dicta la guitarra.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor.

Paz con los hombres y guerra con los vicios.

No basta trabajar, es preciso agotarse todos los días en el trabajo.

La primera ley que me indica la naturaleza es deleitarme a costa de quien sea.

Frases célebres por autores