s

Parecía la amapola que ayer vi en el cementerio, sus rojos labios que ansiaban darme los últimos besos.

Parecía la amapola que ayer vi en el cementerio, sus rojos labios que ansiaban darme los últimos besos.
― Autor: Salvador Rueda

imagen de Parecía la amapola que ayer vi en el cementerio, sus rojos labios que ansiaban darme los últimos besos.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Salvador Rueda
Hay en tu mirada yo no sé qué cosa, que en mis fibras penetra y penetra como espada sorda.

Hay en tu mirada yo no sé qué cosa, que en mis fibras penetra y penetra como espada sorda.

En el altar de tu reja digo una misa de amor, tú eres la virgen divina y el sacerdote soy yo.

En el altar de tu reja digo una misa de amor, tú eres la virgen divina y el sacerdote soy yo.

Aprendí administración de las hormigas; música, oyendo los aguaceros; escultura buscando parecido a los seres en las líneas de las rocas; color, en la luz; poesía, en toda la naturaleza.

Aprendí administración de las hormigas; música, oyendo los aguaceros; escultura buscando parecido a los seres en las líneas de las rocas; color, en la luz; poesía, en toda la naturaleza.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Un radical es alguien con los pies firmemente plantados en el aire.

La naturaleza ha puesto en nuestras mentes un insaciable deseo de ver la verdad.

Ante el inminente peligro, la fortaleza es lo que cuenta.

Los cielos nunca ayudan al hombre que no quiere actuar.

Frases célebres por autores