s

Dos velas tengo encendidas en el altar de mi alma, y en él adoro a una virgen que tiene tu misma cara.

Dos velas tengo encendidas en el altar de mi alma, y en él adoro a una virgen que tiene tu misma cara.
― Autor: Salvador Rueda

imagen de Dos velas tengo encendidas en el altar de mi alma, y en él adoro a una virgen que tiene tu misma cara.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Salvador Rueda
Ya viene la primavera, ya los pájaros se hermanan,¡cuánto espacio entre nosotros y cuán cerca nuestras almas!.

Ya viene la primavera, ya los pájaros se hermanan,¡cuánto espacio entre nosotros y cuán cerca nuestras almas!.

Tus ojos son un delito negro como las tinieblas, y tienes para ocultarlo bosque de pestañas negras.

Tus ojos son un delito negro como las tinieblas, y tienes para ocultarlo bosque de pestañas negras.

Cuando el claro día llama a mis cristales, desvelado me encuentra en la sombra trazando tu imagen.

Cuando el claro día llama a mis cristales, desvelado me encuentra en la sombra trazando tu imagen.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Ser feliz no cuesta nada, sólo cuesta encontrar quien sepa valorar dicha Felicidad.

En todas partes los más fuertes han hecho las leyes y han oprimido a los débiles.

Toda guerra promueve genios.

Los vencedores no son aquéllos que están siempre aferrados a sus bienes; ni los que se pasan la vida rezando con las cuentas secas del deber; son aquéllos que aman porque viven, y vencen de veras porque de veras se dan; los que aceptan el dolor con toda su alma y con toda su alma separan el dolor; los que crean porque conocen el secreto de la única alegría, que es el secreto del desprendimiento.

Frases célebres por autores