s

A la luz de tu mirada despido mis penas todas, como a la luz de los astros la hoja despide la sombra.

A la luz de tu mirada despido mis penas todas, como a la luz de los astros la hoja despide la sombra.
― Autor: Salvador Rueda

imagen de A la luz de tu mirada despido mis penas todas, como a la luz de los astros la hoja despide la sombra.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Salvador Rueda
No soy dueño de mí mismo ni voy donde a mí me agrada, atado llevo el deseo al hilo de tu mirada.

No soy dueño de mí mismo ni voy donde a mí me agrada, atado llevo el deseo al hilo de tu mirada.

Aprovecha tus abriles y ama al hombre que te quiera, mira que el invierno es largo y corta la primavera.

Aprovecha tus abriles y ama al hombre que te quiera, mira que el invierno es largo y corta la primavera.

Como el almendro florido has de ser con los rigores, si un rudo golpe recibes suelta una lluvia de flores.

Como el almendro florido has de ser con los rigores, si un rudo golpe recibes suelta una lluvia de flores.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

El amor es el único idioma que puede prescindir de las palabras.

El beso es el contacto de dos epidermis y la fusión de dos fantasías.

Un hombre que no se alimenta de sus sueños, envejece pronto.

Oh, esos pobres pícaros que están en las grandes ciudades de la política mundial, hombres jóvenes, dotados, torturados por la ambición, que consideran su deber decir su palabra acerca de todos los sucesos -¡Y siempre sucede algo!.

Frases célebres por autores