s

Cuando leemos demasiado deprisa o demasiado despacio, no entendemos nada.

Cuando leemos demasiado deprisa o demasiado despacio, no entendemos nada.
― Autor: Blas Pascal

imagen de Cuando leemos demasiado deprisa o demasiado despacio, no entendemos nada.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Blas Pascal
Ni la contradicción es indicio de falsedad, ni la falta de contradicción es indicio de verdad.

Ni la contradicción es indicio de falsedad, ni la falta de contradicción es indicio de verdad.

El espíritu cree naturalmente y la voluntad naturalmente ama; de modo que, a falta de objetos verdaderos, es preciso apegarse a los falsos.

El espíritu cree naturalmente y la voluntad naturalmente ama; de modo que, a falta de objetos verdaderos, es preciso apegarse a los falsos.

Aquel que duda y no investiga, se torna no sólo infeliz, sino también injusto.

Aquel que duda y no investiga, se torna no sólo infeliz, sino también injusto.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Fácilmente se contraen hábitos de lujo y difícil se hace después prescindir de ellos, cuando se han convertido en necesidad.

Los malos parecen siempre muchos por el ruido que hacen

La mejor defensa contra la mala literatura es una experiencia plena de la buena.

Me sentí herida cuando perdí a los hombres de los que me enamoré. Hoy, estoy convencida de que nadie pierde a nadie, porque nadie posee a nadie. Ésa es la verdadera expreiencia de la libertad: tener lo más importante del mundo, sin poseerlo

Frases célebres por autores