s

¿Quién sabe si quizá todo el amor mío no fue más que un engaño de los sentidos, de la fantasía?.

¿Quién sabe si quizá todo el amor mío no fue más que un engaño de los sentidos, de la fantasía?.
― Autor: Fiodor Mijailovich Dostoievski

imagen de ¿Quién sabe si quizá todo el amor mío no fue más que un engaño de los sentidos, de la fantasía?.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Fiodor Mijailovich Dostoievski
Cuando digo que mira, miento. No mira, sino que contempla distraídamente. De modo que quizá sólo fugazmente, casi sin querer, puede ocuparse de lo que le rodea.

Cuando digo que mira, miento. No mira, sino que contempla distraídamente. De modo que quizá sólo fugazmente, casi sin querer, puede ocuparse de lo que le rodea.

Inopinadamente la casualidad vino en mi ayuda.

Inopinadamente la casualidad vino en mi ayuda.

Con su propio rincón, junto a un ser querido que le escucha como usted me escucha ahora, ángel mío, con la boca y los ojos abiertos en una noche de invierno.

Con su propio rincón, junto a un ser querido que le escucha como usted me escucha ahora, ángel mío, con la boca y los ojos abiertos en una noche de invierno.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Las personas felices no tienen historia

Camino caluroso sobre esa piedra descansan todos.

Ante todas cosas, habéis menester determinaros en dos cosas; la una y principal: tener siempre a Dios delante de vuestros ojos, y ofrecerle todos los trabajos y cuidados que habéis de pasar, y sacrificaros y estar muy pronto a ellos; y lo otro, creer y ser sujeto a todo buen consejo.

Dar gracias a dios por lo que se tiene, allí comienza el arte de vivir.

Frases célebres por autores