s

Inopinadamente la casualidad vino en mi ayuda.

Inopinadamente la casualidad vino en mi ayuda.
― Autor: Fiodor Mijailovich Dostoievski

imagen de Inopinadamente la casualidad vino en mi ayuda.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Fiodor Mijailovich Dostoievski
Inopinadamente la casualidad vino en mi ayuda.

Inopinadamente la casualidad vino en mi ayuda.

Y le apena a uno que esa instantánea belleza se haya marchitado de manera tan rápida e irrevocable, que haya brillado tan engañosa e ineficazmente ante uno; le apena el que ni siquiera hubiese tiempo bastante para enamorarse de ella...

Y le apena a uno que esa instantánea belleza se haya marchitado de manera tan rápida e irrevocable, que haya brillado tan engañosa e ineficazmente ante uno; le apena el que ni siquiera hubiese tiempo bastante para enamorarse de ella...

Acaba uno por agotarse y siente que esa inagotable fantasía se agota con el esfuerzo constante por avivarla.

Acaba uno por agotarse y siente que esa inagotable fantasía se agota con el esfuerzo constante por avivarla.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Aquel amor aun vibra bajo el impulso de una imagen, mero fantasma.

Un beso legal nunca vale tanto como un beso robado.

La verdad, en todas sus partes lo es.

Para amar a una persona y perdonárselo todo basta con contemplarla un rato en silencio. A veces vivimos durante muchos años al lado de otra persona y sólo vemos de verdad en el momento de sobrevenirle una desgracia.

Frases célebres por autores