s

Me convertí en un niño delante de una muñeca que cierra los ojos cuando se la acuesta.

Me convertí en un niño delante de una muñeca que cierra los ojos cuando se la acuesta.
― Autor: George Brassens

imagen de Me convertí en un niño delante de una muñeca que cierra los ojos cuando se la acuesta.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de George Brassens
Si el Padre Eterno existe, a fin de cuentas, el ve que no me comporto peor que si fuera un creyente.

Si el Padre Eterno existe, a fin de cuentas, el ve que no me comporto peor que si fuera un creyente.

Para conocer a una mujer hace falta toda una vida.

Para conocer a una mujer hace falta toda una vida.

La vida es siempre amor y miseria. La vida son siempre las mismas canciones.

La vida es siempre amor y miseria. La vida son siempre las mismas canciones.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

La educación es algo admirable, sin embargo, es bueno recordar, que nada que valga la pena se puede enseñar.

El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice.

La muerte es más dura asumirla que padecerla.

Todo está dicho ya pero las cosas, cada vez que son sinceras son nuevas.

Frases célebres por autores