s

Me convertí en un niño delante de una muñeca que cierra los ojos cuando se la acuesta.

Me convertí en un niño delante de una muñeca que cierra los ojos cuando se la acuesta.
― Autor: George Brassens

imagen de Me convertí en un niño delante de una muñeca que cierra los ojos cuando se la acuesta.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de George Brassens
¿Nunca has, en sueños, en el cielo de otra cama contado nuevas estrellas...?.

¿Nunca has, en sueños, en el cielo de otra cama contado nuevas estrellas...?.

La única revolución es intentar mejorar uno mismo esperando que los demás también lo hagan.

La única revolución es intentar mejorar uno mismo esperando que los demás también lo hagan.

Y es triste no estar ya triste sin ti.

Y es triste no estar ya triste sin ti.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Sobre las cosas que no se conocen siempre se tiene mejor opinión.

El mundo está lleno de pequeñas alegrías: el arte consiste en saber distinguirlas.

La virtud impide a los valientes llorar, y a los débiles lo manda.

El dolor es el principal alimento del amor, y todo amor que no se alimenta con un poco de dolor, muere

Frases célebres por autores