s

Hay una gran iglesia para amar, y sólo existo para adorar entre columnas de besos un cuerpo que no es humo.

Hay una gran iglesia para amar, y sólo existo para adorar entre columnas de besos un cuerpo que no es humo.
― Autor: Jenniley Bonilla

imagen de Hay una gran iglesia para amar, y sólo existo para adorar entre columnas de besos un cuerpo que no es humo.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Jenniley Bonilla
Hay quienes esperan condiciones, nosotros las creamos.

Hay quienes esperan condiciones, nosotros las creamos.

Era dulce y era mágico el encuentro, me detuve en la ilusión de tus palabras aún sabiendo que se borran con el viento.

Era dulce y era mágico el encuentro, me detuve en la ilusión de tus palabras aún sabiendo que se borran con el viento.

Te quiero porque me haces feliz, porque forjas primaveras de agua y miel, porque existes en todos mis rincones ¡y porque no sé hacer otra cosa que querer!.

Te quiero porque me haces feliz, porque forjas primaveras de agua y miel, porque existes en todos mis rincones ¡y porque no sé hacer otra cosa que querer!.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Cuanto más pequeño es el corazón, más odio alberga.

Muchas personas gastan dinero que no han ganado, para comprar cosas que no quieren, para impresionar a personas que no les agradan.

XxxviiiVolverán las oscuras golondrinasen tu balcón sus nidos a colgar,y otra vez con el ala a sus cristalesjugando llamarán.Pero aquéllas que el vuelo refrenabantu hermosura y mi dicha a contemplar,aquéllas que aprendieron nuestros nombres...ésas... ¡no volverán!Volverán las tupidas madreselvasde tu jardín las tapias a escalary otra vez a la tarde aún más hermosassus flores se abrirán.Pero aquellas cuajadas de rocíocuyas gotas mirábamos temblary caer como lágrimas del día...ésas... ¡no volverán!Volverán del amor en tus oídoslas palabras ardientes a sonar,tu corazón de su profundo sueñotal vez despertará.Pero mudo y absorto y de rodillascomo se adora a Dios ante su altar,como yo te he querido... desengáñate,nadie así te amará.

Las únicas fuerzas que nos favorecen son nuestras fuerzas

Frases célebres por autores