s

Hay una gran iglesia para amar, y sólo existo para adorar entre columnas de besos un cuerpo que no es humo.

Hay una gran iglesia para amar, y sólo existo para adorar entre columnas de besos un cuerpo que no es humo.
― Autor: Jenniley Bonilla

imagen de Hay una gran iglesia para amar, y sólo existo para adorar entre columnas de besos un cuerpo que no es humo.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Jenniley Bonilla
Enséñame a comer en otras manos, a no escribir poemas con tu huella, a apagar toda luz que tú encendiste, a separar el ruido de tu nombre de las cosas soñadas, de las cosas queridas.

Enséñame a comer en otras manos, a no escribir poemas con tu huella, a apagar toda luz que tú encendiste, a separar el ruido de tu nombre de las cosas soñadas, de las cosas queridas.

Un corazón correspondido es un grito de caricias, canciones y poemas.

Un corazón correspondido es un grito de caricias, canciones y poemas.

Poseo entre mis noches no sé qué incertidumbre ...y ese miedo infernal a las ausencias.

Poseo entre mis noches no sé qué incertidumbre ...y ese miedo infernal a las ausencias.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

No hagas a los otros lo que no te gustaría que te hicieran a ti.

La HogueraEsta es, amor, la rosa que me disteel día en que los dioses nos hablaron.Las palabras ardieron y callaron.La rosa a la ceniza se resiste.Todavía las horas me revistede su fiel esplendor. Que no tocaronsu cuerpo las tormentas que asolaronmi mundo y todo cuanto en él existe.Si cruzas otra vez junto a mi vidahallará tu mirada sorprendidauna hoguera de extraño poderío.Será la rosa que morir no sabe,y que al paso del tiempo ya no cabecon su fulgor dentro del pecho mío.

Nada tarda tanto como aquello que no se empieza.

El que no encuentra un biógrafo ha de forjarse la vida él mismo

Frases célebres por autores