s

Fanio se suicidó por escapar del enemigo. ¿No es, pregunto yo, una locura esto de morir para no morir?.

Fanio se suicidó por escapar del enemigo. ¿No es, pregunto yo, una locura esto de morir para no morir?.
― Autor: Marco Valerio Marcial

imagen de Fanio se suicidó por escapar del enemigo. ¿No es, pregunto yo, una locura esto de morir para no morir?.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Marco Valerio Marcial
Ni quiero lo que atormenta ni quiero lo que empalaga.

Ni quiero lo que atormenta ni quiero lo que empalaga.

La vendimia está empapada por las lluvias continuas; aunque quieras, tabernero, no puedes vender vino puro.

La vendimia está empapada por las lluvias continuas; aunque quieras, tabernero, no puedes vender vino puro.

El bueno será siempre libre aunque sea esclavo; y el malo será esclavo aunque sea rey.

El bueno será siempre libre aunque sea esclavo; y el malo será esclavo aunque sea rey.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Al que quiera abrirse camino a codazos, echadlo a puñetazos.

Quizá haya enemigos de mis opiniones, pero yo mismo, si espero un rato, puedo ser también enemigo de mis opiniones.

La gran limpieza. Todos los dioses y Budas amontonados en la hierba.

Cada lector se encuentra a sí mismo. El trabajo del escritor es simplemente una clase de instrumento óptico que permite al lector discenir sobre algo propio que, sin el libro, quizá nunca hubiese advertido.

Frases célebres por autores