s

Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará.

Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará.
― Autor: Julio Cortázar

imagen de Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Julio Cortázar
¿hasta cuándo vamos a seguir creyendo que la felicidad no es más que uno de los juegos de la ilusión?.

¿hasta cuándo vamos a seguir creyendo que la felicidad no es más que uno de los juegos de la ilusión?.

Antes, Después...Como los juegos al llantocomo la sombra a la columnael perfume dibuja el jazmínel amante precede al amorcomo la caricia a la manoel amor sobrevive al amantepero inevitablementeaunque no haya huella ni presagioaunque no haya huella ni presagiocomo la caricia a la manoel perfume dibuja el jazmínel amante precede el amorpero inevitablementeel amor sobrevive al amantecomo los juegos al llantocomo la sombra a la columnacomo la caricia a la manoaunque no haya huella ni presagioel amante precede al amorel perfume dibuja el jazmíncomo los juegos al llantocomo la sombra a la columnael amor sobrevive al amantepero inevitablemente...

Antes, Después...Como los juegos al llantocomo la sombra a la columnael perfume dibuja el jazmínel amante precede al amorcomo la caricia a la manoel amor sobrevive al amantepero inevitablementeaunque no haya huella ni presagioaunque no haya huella ni presagiocomo la caricia a la manoel perfume dibuja el jazmínel amante precede el amorpero inevitablementeel amor sobrevive al amantecomo los juegos al llantocomo la sombra a la columnacomo la caricia a la manoaunque no haya huella ni presagioel amante precede al amorel perfume dibuja el jazmíncomo los juegos al llantocomo la sombra a la columnael amor sobrevive al amantepero inevitablemente...

Romance de Los Vanos EncuentrosNo preguntes quién pone en este cantoun alma destinada al sufrimientoy un pobre corazón que te ama tanto.IBronces de las ocho y medianos llaman cada mañana-entre tu casa y mi casa-de dos cornisas y un breve saludos de camaradas.¡Estás tan bella, vestidade crujiente espuma blancabaje ese sol de las ochoque te ciñe y que te alaba!Sus amarillas saetasbordan en tu pelo el auraque me recuerda las levesimágenes de las santas.(Pienso que rezarte a tital vez me salvará el alma...)IILas campanas matinalesponen música en la sendapor donde a tu escuela vas,por donde voy a mi escuela.Tontamente, tontamenteme vuelve la vieja ideacada vez que nos cruzamosen nuestras rutas opuestas:pienso en el ayer que atabacon una risa dos sendas,cuando jamás nos cruzábamostú y yo en camino a la escuela.Con una misma campana,con una misma existencia,y por una misma callecon sol de las ocho y media...Para nosotros, entonces,había una sola escuela.IIILa señorita maestrapasa vestida de blanco ;en su oscuro pelo duermela noche aún, perfumado,y en lo hondo de sus pupilasyacen dormidos los astros.Buenos días señoritadel caminar apurado;cuando su voz me sonríeolvido todos los pájaros,cuando sus ojos me cantanse torna el día más claro,y subo la escalinataun poco como volando,y a veces digo lecciones.

Romance de Los Vanos EncuentrosNo preguntes quién pone en este cantoun alma destinada al sufrimientoy un pobre corazón que te ama tanto.IBronces de las ocho y medianos llaman cada mañana-entre tu casa y mi casa-de dos cornisas y un breve saludos de camaradas.¡Estás tan bella, vestidade crujiente espuma blancabaje ese sol de las ochoque te ciñe y que te alaba!Sus amarillas saetasbordan en tu pelo el auraque me recuerda las levesimágenes de las santas.(Pienso que rezarte a tital vez me salvará el alma...)IILas campanas matinalesponen música en la sendapor donde a tu escuela vas,por donde voy a mi escuela.Tontamente, tontamenteme vuelve la vieja ideacada vez que nos cruzamosen nuestras rutas opuestas:pienso en el ayer que atabacon una risa dos sendas,cuando jamás nos cruzábamostú y yo en camino a la escuela.Con una misma campana,con una misma existencia,y por una misma callecon sol de las ocho y media...Para nosotros, entonces,había una sola escuela.IIILa señorita maestrapasa vestida de blanco ;en su oscuro pelo duermela noche aún, perfumado,y en lo hondo de sus pupilasyacen dormidos los astros.Buenos días señoritadel caminar apurado;cuando su voz me sonríeolvido todos los pájaros,cuando sus ojos me cantanse torna el día más claro,y subo la escalinataun poco como volando,y a veces digo lecciones.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

La duda es el principio de la sabiduría.

Dicen que se supone que uno debe ser amable con los episcopales y los presbiterianos y los metodistas y esto y lo otro. Tonterías. No tengo por qué ser amable con el espíritu del Anticristo.

Todos los días Dios nos da un momento en que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. El instante mágico es el momento en que un sí o un no pueden cambiar toda nuestra existencia.

Criticar es más fácil que imitar.

Frases célebres por autores