s

TalaLlévese estos ojos, piedritas de colores,esta nariz de tótem, estos labios que sabentodas la tablas de multiplicary las poesías más selectas.Le doy la cara entera, con la lengua y el pelo,me quito las uñas y dientes y le completo el peso.No sirve esa manera de sentir.Qué ojos ni qué dedos.Ni esa comida recalentada, la memoria,ni la atención, como una cotorrita perniciosa.Tome las inducciones y las perchasdonde cuelgan las palabras lavadas y planchadas.Arree con la casa, fuera de todo,déjeme como un hueco, o una estaca.Tal vez entonces, cuando no me valgala generosidad de Dios, eso boy scout,y esté igual que la alfombra que ha aguantadosu lenta lluvia de zapatos ochenta añosy es urdimbre no más, claro esqueleto dondese borraron los ricos pavorreales de plata,puede ser que sin vos diga tu nombre ciertopuede ocurrir que alcance sin manos tu cintura.

TalaLlévese estos ojos, piedritas de colores,esta nariz de tótem, estos labios que sabentodas la tablas de multiplicary las poesías más selectas.Le doy la cara entera, con la lengua y el pelo,me quito las uñas y dientes y le completo el peso.No sirve esa manera de sentir.Qué ojos ni qué dedos.Ni esa comida recalentada, la memoria,ni la atención, como una cotorrita perniciosa.Tome las inducciones y las perchasdonde cuelgan las palabras lavadas y planchadas.Arree con la casa, fuera de todo,déjeme como un hueco, o una estaca.Tal vez entonces, cuando no me valgala generosidad de Dios, eso boy scout,y esté igual que la alfombra que ha aguantadosu lenta lluvia de zapatos ochenta añosy es urdimbre no más, claro esqueleto dondese borraron los ricos pavorreales de plata,puede ser que sin vos diga tu nombre ciertopuede ocurrir que alcance sin manos tu cintura.
― Autor: Julio Cortázar

imagen de TalaLlévese estos ojos, piedritas de colores,esta nariz de tótem, estos labios que sabentodas la tablas de multiplicary las poesías más selectas.Le doy la cara entera, con la lengua y el pelo,me quito las uñas y dientes y le completo el peso.No sirve esa manera de sentir.Qué ojos ni qué dedos.Ni esa comida recalentada, la memoria,ni la atención, como una cotorrita perniciosa.Tome las inducciones y las perchasdonde cuelgan las palabras lavadas y planchadas.Arree con la casa, fuera de todo,déjeme como un hueco, o una estaca.Tal vez entonces, cuando no me valgala generosidad de Dios, eso boy scout,y esté igual que la alfombra que ha aguantadosu lenta lluvia de zapatos ochenta añosy es urdimbre no más, claro esqueleto dondese borraron los ricos pavorreales de plata,puede ser que sin vos diga tu nombre ciertopuede ocurrir que alcance sin manos tu cintura.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Julio Cortázar
Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará.

Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará.

Cinco Poemas Para CrisIYa mucho más allá del mezzo«camin di nostra vita»existe un territorio del amorun laberinto más mental que míticodonde es posible serlentamente dichososin el hilo de Ariadna delirantesi espumas ni sábanas ni muslos.Todo se cumple en un reflejo de crpúsculotu pelo tu perfume tu saliva.Y allí del otro lado te poseomientras tú juegas con tu amigalos juegos de la noche.IIEn realidad poco me importaque tus senos se duermanen la azul simetría de otros senos.Yo los huebiera holladocon la cosquilla de mi rocey te hubieras reído justamentecuando lo necesario y esperableera que sollozaras.IIISé muy bien lo que ganascuando te pierdes en el goce.Porque es exactamentelo que yo habría sentido.IVLa justa erratahabernos encontrado al final del díaen un paseo púbico.VMe gustaría que creyerasque esto es el irrisorio juegode las compensacionescon que consuelo esta distancia.Sigue entonces danzandoen el espejo de otro cuerpodespués de haber sonreídoapenaspara mí.

Cinco Poemas Para CrisIYa mucho más allá del mezzo«camin di nostra vita»existe un territorio del amorun laberinto más mental que míticodonde es posible serlentamente dichososin el hilo de Ariadna delirantesi espumas ni sábanas ni muslos.Todo se cumple en un reflejo de crpúsculotu pelo tu perfume tu saliva.Y allí del otro lado te poseomientras tú juegas con tu amigalos juegos de la noche.IIEn realidad poco me importaque tus senos se duermanen la azul simetría de otros senos.Yo los huebiera holladocon la cosquilla de mi rocey te hubieras reído justamentecuando lo necesario y esperableera que sollozaras.IIISé muy bien lo que ganascuando te pierdes en el goce.Porque es exactamentelo que yo habría sentido.IVLa justa erratahabernos encontrado al final del díaen un paseo púbico.VMe gustaría que creyerasque esto es el irrisorio juegode las compensacionescon que consuelo esta distancia.Sigue entonces danzandoen el espejo de otro cuerpodespués de haber sonreídoapenaspara mí.

Esta TernuraEsta ternura y estas manos libres,¿a quién darlas bajo el viento ? Tanto arrozpara la zorra, y en medio del llamadola ansiedad de esa puerta abierta para nadie.Hicimos pan tan blancopara bocas ya muertas que aceptabansolamente una luna de colmillo, el téfrío de la vela la alba.Tocamos instrumentos para la ciega cólerade sombras y sombreros olvidados. Nos quedamoscon los presentes ordenados en una mesa inútil,y fue preciso beber la sidra calienteen la vergüenza de la medianoche.Entonces, ¿nadie quiere esto,nadie?

Esta TernuraEsta ternura y estas manos libres,¿a quién darlas bajo el viento ? Tanto arrozpara la zorra, y en medio del llamadola ansiedad de esa puerta abierta para nadie.Hicimos pan tan blancopara bocas ya muertas que aceptabansolamente una luna de colmillo, el téfrío de la vela la alba.Tocamos instrumentos para la ciega cólerade sombras y sombreros olvidados. Nos quedamoscon los presentes ordenados en una mesa inútil,y fue preciso beber la sidra calienteen la vergüenza de la medianoche.Entonces, ¿nadie quiere esto,nadie?

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

Un día me di cuenta que te quería, otro día llegó a mi vida el amor que por ti sentía, y hoy sólo sé que ya no puedo sentir más, porque lo que por ti siento, es todo lo que yo he querido en la vida, y más sería que estuvieras siempre a mi lado, como me gustaría.

imagen de Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

Sexo: maravillosa palabra compuesta de 2 sílabas, 2 vocales, 2 consonantes y 2 personas cachondas y lujuriosas.

imagen de Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Si quieres saber si amas a alguien de verdad deberías preguntarte: ¿Por qué lo amo? Si la respues ta es porque es lindo, porque me quiere, porque me dice cosas bonitas, porque la pasamos bien, entonces no lo amas, en cambio, si la respuesta es: lo amo porque sí y lo amo sólo por el echo de que existe, entonces, sí, estás enamorad@.

Mejores imagenes del momento

No hay peor lucha que la que no se hace.

CERRANDO LOS OJOS SE APAGA EL UNIVERSO PEQUEÑO TELON PARA ESENARIO TAN INMENSO!

A la cima no se llega superando a los demas, sino superándose a sí mismo.

El silencio es el elemento en el que se forman todas las cosas grandes.

Frases célebres por autores