s

NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.

NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.
― Autor: Julio Cortázar

imagen de NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Julio Cortázar
En realidad las cosas verdaderamente difíciles son todo lo que la gente cree poder hacer a cada momento.

En realidad las cosas verdaderamente difíciles son todo lo que la gente cree poder hacer a cada momento.

Cuando mis cronopios hicieron algunas de las suyas en Corrientes y Esmeralda, una heminente intelectual exclamó: ¡qué lástima, pensar que era un escritor tan serio!.

Cuando mis cronopios hicieron algunas de las suyas en Corrientes y Esmeralda, una heminente intelectual exclamó: ¡qué lástima, pensar que era un escritor tan serio!.

TalaLlévese estos ojos, piedritas de colores,esta nariz de tótem, estos labios que sabentodas la tablas de multiplicary las poesías más selectas.Le doy la cara entera, con la lengua y el pelo,me quito las uñas y dientes y le completo el peso.No sirve esa manera de sentir.Qué ojos ni qué dedos.Ni esa comida recalentada, la memoria,ni la atención, como una cotorrita perniciosa.Tome las inducciones y las perchasdonde cuelgan las palabras lavadas y planchadas.Arree con la casa, fuera de todo,déjeme como un hueco, o una estaca.Tal vez entonces, cuando no me valgala generosidad de Dios, eso boy scout,y esté igual que la alfombra que ha aguantadosu lenta lluvia de zapatos ochenta añosy es urdimbre no más, claro esqueleto dondese borraron los ricos pavorreales de plata,puede ser que sin vos diga tu nombre ciertopuede ocurrir que alcance sin manos tu cintura.

TalaLlévese estos ojos, piedritas de colores,esta nariz de tótem, estos labios que sabentodas la tablas de multiplicary las poesías más selectas.Le doy la cara entera, con la lengua y el pelo,me quito las uñas y dientes y le completo el peso.No sirve esa manera de sentir.Qué ojos ni qué dedos.Ni esa comida recalentada, la memoria,ni la atención, como una cotorrita perniciosa.Tome las inducciones y las perchasdonde cuelgan las palabras lavadas y planchadas.Arree con la casa, fuera de todo,déjeme como un hueco, o una estaca.Tal vez entonces, cuando no me valgala generosidad de Dios, eso boy scout,y esté igual que la alfombra que ha aguantadosu lenta lluvia de zapatos ochenta añosy es urdimbre no más, claro esqueleto dondese borraron los ricos pavorreales de plata,puede ser que sin vos diga tu nombre ciertopuede ocurrir que alcance sin manos tu cintura.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

La vida pende de un hilo.

El que acaba primero, le ayuda a su compañero.

El enemigo sólo empieza a ser terrible cuando empieza a tener razon.

Sin amabilidad el ser humano deambula por la vida torpemente.

Frases célebres por autores