s

NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.

NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.
― Autor: Julio Cortázar

imagen de NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Julio Cortázar
No me creas demasiado optimista; conozco a mi país, y a muchos otros que lo rodean. Pero hay signos, hay signos.

No me creas demasiado optimista; conozco a mi país, y a muchos otros que lo rodean. Pero hay signos, hay signos.

Happy New YearMira, no pido mucho,solamente tu mano, tenerlacomo un sapito que duerme así contento.Necesito esa puerta que me dabaspara entrar a tu mundo, ese trocitode azúcar verde, de redondo alegre.¿No me prestás tu mano en esta nochede fìn de año de lechuzas roncas?No puedes, por razones técnicas.Entonces la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,el durazno sedoso de la palmay el dorso, ese país de azules árboles.Así la tomo y la sostengo,como si de ello dependieramuchísimo del mundo,la sucesión de las cuatro estaciones,el canto de los gallos, el amor de los hombres.

Happy New YearMira, no pido mucho,solamente tu mano, tenerlacomo un sapito que duerme así contento.Necesito esa puerta que me dabaspara entrar a tu mundo, ese trocitode azúcar verde, de redondo alegre.¿No me prestás tu mano en esta nochede fìn de año de lechuzas roncas?No puedes, por razones técnicas.Entonces la tramo en el aire, urdiendo cada dedo,el durazno sedoso de la palmay el dorso, ese país de azules árboles.Así la tomo y la sostengo,como si de ello dependieramuchísimo del mundo,la sucesión de las cuatro estaciones,el canto de los gallos, el amor de los hombres.

PoemaTe amo por ceja, por cabello, te debato en corredoresblanquísimos donde se juegan las fuentes de la luz,te discuto a cada nombre, te arranco con delicadeza de cicatriz,voy poniéndote en el pelo cenizas de relámpagoy cintas que dormían en la lluvia.No quiero que tengas una forma, que seasprecisamente lo que viene detrás de tu mano,porque el agua, considera el agua, y los leonescuando se disuelven en el azúcar de la fábula,y los gestos, esa arquitectura de la nada,encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo,pronto a borrarte, así no eres, ni tampococon ese pelo lacio, esa sonrisa.Busco tu suma, el borde de la copa donde el vinoes también la luna y el espejo,busco esa línea que hace temblar a un hombreen una galería de museo.Además te quiero, y hace tiempo y frío.

PoemaTe amo por ceja, por cabello, te debato en corredoresblanquísimos donde se juegan las fuentes de la luz,te discuto a cada nombre, te arranco con delicadeza de cicatriz,voy poniéndote en el pelo cenizas de relámpagoy cintas que dormían en la lluvia.No quiero que tengas una forma, que seasprecisamente lo que viene detrás de tu mano,porque el agua, considera el agua, y los leonescuando se disuelven en el azúcar de la fábula,y los gestos, esa arquitectura de la nada,encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo,pronto a borrarte, así no eres, ni tampococon ese pelo lacio, esa sonrisa.Busco tu suma, el borde de la copa donde el vinoes también la luna y el espejo,busco esa línea que hace temblar a un hombreen una galería de museo.Además te quiero, y hace tiempo y frío.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

La vida es un negocio en el que no se obtiene una ganancia que no vaya acompañada de una pérdida.

DespojadaDónde despertar, en qué momento,lo inmediato duele, quema,explota bruscamente entre mis cejas.La búsqueda se ha perdido,el tiempo cayó goteando por tus ojostodo crimen quedó estático en mis sienes,yo me hundo en cada flor como la abejay ningún fruto se perfila.Me he despojado de todo encuentro,sobre mi hombro se posa el pájaro del silencioy a veces, sólo a veces, la carcajada del delirio,viene a perforar los huesos a mi hastío.

Llenáronse de regocijo los pechos porque se llenaron las tazas de generosos vinos que, cuando se trasiegan por la mar, de un cabo a otro, no hay néctar que se les iguale.

No hay riqueza más peligrosa que una pobreza presuntuosa.

Frases célebres por autores