s

NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.

NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.
― Autor: Julio Cortázar

imagen de NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Julio Cortázar
Si la personalidad humana no adquiere toda su fuerza, toda su potencia, entre las cuales lo lúdico y lo erótico son pulsiones fundamentales, ninguna revolución va a cumplir su camino.

Si la personalidad humana no adquiere toda su fuerza, toda su potencia, entre las cuales lo lúdico y lo erótico son pulsiones fundamentales, ninguna revolución va a cumplir su camino.

PoemaTe amo por ceja, por cabello, te debato en corredoresblanquísimos donde se juegan las fuentes de la luz,te discuto a cada nombre, te arranco con delicadeza de cicatriz,voy poniéndote en el pelo cenizas de relámpagoy cintas que dormían en la lluvia.No quiero que tengas una forma, que seasprecisamente lo que viene detrás de tu mano,porque el agua, considera el agua, y los leonescuando se disuelven en el azúcar de la fábula,y los gestos, esa arquitectura de la nada,encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo,pronto a borrarte, así no eres, ni tampococon ese pelo lacio, esa sonrisa.Busco tu suma, el borde de la copa donde el vinoes también la luna y el espejo,busco esa línea que hace temblar a un hombreen una galería de museo.Además te quiero, y hace tiempo y frío.

PoemaTe amo por ceja, por cabello, te debato en corredoresblanquísimos donde se juegan las fuentes de la luz,te discuto a cada nombre, te arranco con delicadeza de cicatriz,voy poniéndote en el pelo cenizas de relámpagoy cintas que dormían en la lluvia.No quiero que tengas una forma, que seasprecisamente lo que viene detrás de tu mano,porque el agua, considera el agua, y los leonescuando se disuelven en el azúcar de la fábula,y los gestos, esa arquitectura de la nada,encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo,pronto a borrarte, así no eres, ni tampococon ese pelo lacio, esa sonrisa.Busco tu suma, el borde de la copa donde el vinoes también la luna y el espejo,busco esa línea que hace temblar a un hombreen una galería de museo.Además te quiero, y hace tiempo y frío.

Hablen, Tienen Tres MinutosHablen, tiene tres minutosDe vuelta del paseodonde junté una florecita para tenerteentre mis dedos un momento,y bebí una botellas de Beaujolais,para bajar al pozo donde bailaba un oso luna,en la penumbra dorada de la lámparacuelgo mi piel y sé que estaré solo en la ciudadmás poblada del mundo.Excusarás este balance histérico,entre fuga a la rata y queja de morfina,teniendo en cuenta que hace frío,llueve sobre mi taza de café,y en cada medialunala humedad alisa sus patitas de esponja.Máxime sabiendo que pienso en ti obstinadamente,como una ciega máquina, como la cifra que repiteinterminablemente el gongo de la fiebreel loco que cobija su paloma en la mano,acariciándola hora a horahasta mezclar los dedos y las plumasen una sola miga de ternura.Creo que sospecharás esto que ocurre,como yo te presiento a la distancia en tu ciudad,volviendo del paseo donde quizá juntasesla misma florecita, un poco por botánica,un poco porque aquí,porque es precisoque no estemos tan solos,que nos demos un pétalo,aunque sea un pasito, una pelusa.

Hablen, Tienen Tres MinutosHablen, tiene tres minutosDe vuelta del paseodonde junté una florecita para tenerteentre mis dedos un momento,y bebí una botellas de Beaujolais,para bajar al pozo donde bailaba un oso luna,en la penumbra dorada de la lámparacuelgo mi piel y sé que estaré solo en la ciudadmás poblada del mundo.Excusarás este balance histérico,entre fuga a la rata y queja de morfina,teniendo en cuenta que hace frío,llueve sobre mi taza de café,y en cada medialunala humedad alisa sus patitas de esponja.Máxime sabiendo que pienso en ti obstinadamente,como una ciega máquina, como la cifra que repiteinterminablemente el gongo de la fiebreel loco que cobija su paloma en la mano,acariciándola hora a horahasta mezclar los dedos y las plumasen una sola miga de ternura.Creo que sospecharás esto que ocurre,como yo te presiento a la distancia en tu ciudad,volviendo del paseo donde quizá juntasesla misma florecita, un poco por botánica,un poco porque aquí,porque es precisoque no estemos tan solos,que nos demos un pétalo,aunque sea un pasito, una pelusa.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Ignorar las consecuencias de los propios actos, eso es el infierno.

Saber mucho da ocasión de dudar más.

Si soy tu amigo con derecho, mientras te dure la parranda; no te enamoraste de mí, sino de ti cuando estás conmigo.

Lo más importante intelectualmente hoy no es tanto comprender los motivos de los terroristas, sino los nuestros para resistirles sin emplear sus propias armas.

Frases célebres por autores