s

Es el azar, no la prudencia, quien rige la vida

Es el azar, no la prudencia, quien rige la vida
― Autor: Cicerón

imagen de Es el azar, no la prudencia, quien rige la vida

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Cicerón
La falsedad está tan cercana a la verdad que el hombre prudente no debe situarse en terreno resbaladizo.

La falsedad está tan cercana a la verdad que el hombre prudente no debe situarse en terreno resbaladizo.

Si la mistad desapareciera de la vida, sería lo mismo que si se apagara el sol, porque nada mejor ni más deleitoso hemos recibido de los dioses inmortales

Si la mistad desapareciera de la vida, sería lo mismo que si se apagara el sol, porque nada mejor ni más deleitoso hemos recibido de los dioses inmortales

La ley es, pues, la distinción de las cosas justas e injustas, expresada con arreglo a aquella antiquísima y primera naturaleza de las cosas.

La ley es, pues, la distinción de las cosas justas e injustas, expresada con arreglo a aquella antiquísima y primera naturaleza de las cosas.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Algunos teólogos contemporáneos de Galileo no supieron interpretar el significado profundo, no literal, de las Escrituras, cuando éstas describen la estructura física del universo creado

La búsqueda de la alegría es más importante que la necesidad del dolor.

Cuando un hombre posee amor ya no se encuentra a merced de fuerzas más poderosas que sí mismo, porque él mismo se convierte en una fuerza poderosa.

Estoy contento de sentir, aunque suelo estar triste por sentir.

Frases célebres por autores