s

Despedida Del MarPor más que intente al despedirmeguardarte entero en mi recintode soledad, por más que quierabeber tus ojos infinitos,tus largas tardes plateadas,tu vasto gesto, gris y frío,sé que al volver a tus orillasnos sentiremos muy distintos.Nunca jamás volveré a vertecon estos ojos que hoy te miro.Este perfume de manzanas,¿de dónde viene? ¡Oh sueño mío,mar mío! ¡Fúndeme, despójamede mi carne, de mi vestidomortal! ¡Olvídame en la arena,y sea yo también un hijomás, un caudal de agua serenaque vuelve a ti, a su salinonacimiento, a vivir tu vidacomo el más triste de los ríos!Ramos frescos de espuma... Barcassoñolientas y vagas... Niñosrebañando la miel ponientedel sol... ¡Qué nuevo y fresco y limpioel mundo...! Nace cada díadel mar, recorre los caminosque rodean mi alma, y correa esconderse bajo el sombrío,lúgubre aceite de la noche;vuelve a su origen y principio.¡Y que ahora tenga que dejartepara emprender otro camino!...Por más que intente al despedirmellevar tu imagen, mar, conmigo;por más que quiera traspasarte,fijarte, exacto, en mis sentidos;por más que busque tus cadenaspara negarme a mi destino,yo sé que pronto estará rotatu malla gris de tenues hilos.Nunca jamás volveré a vertecon estos ojos que hoy te miro.

Despedida Del MarPor más que intente al despedirmeguardarte entero en mi recintode soledad, por más que quierabeber tus ojos infinitos,tus largas tardes plateadas,tu vasto gesto, gris y frío,sé que al volver a tus orillasnos sentiremos muy distintos.Nunca jamás volveré a vertecon estos ojos que hoy te miro.Este perfume de manzanas,¿de dónde viene? ¡Oh sueño mío,mar mío! ¡Fúndeme, despójamede mi carne, de mi vestidomortal! ¡Olvídame en la arena,y sea yo también un hijomás, un caudal de agua serenaque vuelve a ti, a su salinonacimiento, a vivir tu vidacomo el más triste de los ríos!Ramos frescos de espuma... Barcassoñolientas y vagas... Niñosrebañando la miel ponientedel sol... ¡Qué nuevo y fresco y limpioel mundo...! Nace cada díadel mar, recorre los caminosque rodean mi alma, y correa esconderse bajo el sombrío,lúgubre aceite de la noche;vuelve a su origen y principio.¡Y que ahora tenga que dejartepara emprender otro camino!...Por más que intente al despedirmellevar tu imagen, mar, conmigo;por más que quiera traspasarte,fijarte, exacto, en mis sentidos;por más que busque tus cadenaspara negarme a mi destino,yo sé que pronto estará rotatu malla gris de tenues hilos.Nunca jamás volveré a vertecon estos ojos que hoy te miro.
― Autor: José Hierro

imagen de Despedida Del MarPor más que intente al despedirmeguardarte entero en mi recintode soledad, por más que quierabeber tus ojos infinitos,tus largas tardes plateadas,tu vasto gesto, gris y frío,sé que al volver a tus orillasnos sentiremos muy distintos.Nunca jamás volveré a vertecon estos ojos que hoy te miro.Este perfume de manzanas,¿de dónde viene? ¡Oh sueño mío,mar mío! ¡Fúndeme, despójamede mi carne, de mi vestidomortal! ¡Olvídame en la arena,y sea yo también un hijomás, un caudal de agua serenaque vuelve a ti, a su salinonacimiento, a vivir tu vidacomo el más triste de los ríos!Ramos frescos de espuma... Barcassoñolientas y vagas... Niñosrebañando la miel ponientedel sol... ¡Qué nuevo y fresco y limpioel mundo...! Nace cada díadel mar, recorre los caminosque rodean mi alma, y correa esconderse bajo el sombrío,lúgubre aceite de la noche;vuelve a su origen y principio.¡Y que ahora tenga que dejartepara emprender otro camino!...Por más que intente al despedirmellevar tu imagen, mar, conmigo;por más que quiera traspasarte,fijarte, exacto, en mis sentidos;por más que busque tus cadenaspara negarme a mi destino,yo sé que pronto estará rotatu malla gris de tenues hilos.Nunca jamás volveré a vertecon estos ojos que hoy te miro.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de José Hierro
Marina ImpasiblePor primera vez, o por última,soy libre...Arbustos con espuelasde marfil. Rocas oxidadas.El otoño pliega sus tonosfrente al crujido de las olas.Por primera vez, o por última.Las gaviotas tocan sus oboesde tormenta. Unos dedos verdeshunden la luna en luz marina,la tienden al pie del silencio.Se ha desnudado una mujery muestra sus luces mellizas;al huir, dispersa su pasoluminosa arena de estrellas.Por primera vez, o por última.Tijeras de oro en el poniente.Se enciende un violín ruiseñoren el esqueleto del mar.Garras de nubes estrangulanel azul, y lo hacen gemir.Ojos fijos en su tesoro,presente inmóvil -sin recuerdos,sin propósitos-, soy ahora.todo está sometido a un ordenque yo no entiendo. Pero embarcoen la nave, y el marinerome dirá su cantar, más tarde,desde el éxtasis...Por primera,o por única vez, soy libre.

Marina ImpasiblePor primera vez, o por última,soy libre...Arbustos con espuelasde marfil. Rocas oxidadas.El otoño pliega sus tonosfrente al crujido de las olas.Por primera vez, o por última.Las gaviotas tocan sus oboesde tormenta. Unos dedos verdeshunden la luna en luz marina,la tienden al pie del silencio.Se ha desnudado una mujery muestra sus luces mellizas;al huir, dispersa su pasoluminosa arena de estrellas.Por primera vez, o por última.Tijeras de oro en el poniente.Se enciende un violín ruiseñoren el esqueleto del mar.Garras de nubes estrangulanel azul, y lo hacen gemir.Ojos fijos en su tesoro,presente inmóvil -sin recuerdos,sin propósitos-, soy ahora.todo está sometido a un ordenque yo no entiendo. Pero embarcoen la nave, y el marinerome dirá su cantar, más tarde,desde el éxtasis...Por primera,o por única vez, soy libre.

AmanecerImagínate tú...Imagínatelo tú por un momento.R. A.La estrella aún flotaba en las aguas.Río abajo, a la noche del mar, la llevó la corriente.Y de pronto la mágica música errante en la sombrase apagó, sin dolor, en el fresco silencio silvestre.Imagínate tú, piensa sólo un instante,piensa sólo un instante que el alma comienza a caerse.(Las hojas, el canto del agua que sólo tú escuchas:maravilloso silencio que pone en las tuyas su mano evidente.)Piensa sólo un instante que has roto los diques y flotas sintiempo en la noche,que eres carne de sombra, recuerdo de sombra; que sombratan sólo te envuelve.Piensa conmigo «¡tan bello era todo, tan nuestro era todo, tanvivo era todo,antes que todo se desvaneciese!»Imagínate tú que hace siglos que has muerto.No te preguntan las cosas, si pasas, quién eres.Procura un instante pensar que tus brazos no pesan.Son nada más que dos cañas, dos gotas de lluvia, doshumos calientes.(¡Tan bello era todo, tan nuestro era todo, tan vivo era todo!)Y cuando creas que todo ante ti perfecciona su muerte,abre los ojos:El trágico hachero saltaba los montes,llevaba una antorcha en la mano, incendiaba los bosques nacientes.El río volvía a mojar las orillas que dan a tu vida.El prodigio era tuyo y te hacías así vencedor de la muerte.

AmanecerImagínate tú...Imagínatelo tú por un momento.R. A.La estrella aún flotaba en las aguas.Río abajo, a la noche del mar, la llevó la corriente.Y de pronto la mágica música errante en la sombrase apagó, sin dolor, en el fresco silencio silvestre.Imagínate tú, piensa sólo un instante,piensa sólo un instante que el alma comienza a caerse.(Las hojas, el canto del agua que sólo tú escuchas:maravilloso silencio que pone en las tuyas su mano evidente.)Piensa sólo un instante que has roto los diques y flotas sintiempo en la noche,que eres carne de sombra, recuerdo de sombra; que sombratan sólo te envuelve.Piensa conmigo «¡tan bello era todo, tan nuestro era todo, tanvivo era todo,antes que todo se desvaneciese!»Imagínate tú que hace siglos que has muerto.No te preguntan las cosas, si pasas, quién eres.Procura un instante pensar que tus brazos no pesan.Son nada más que dos cañas, dos gotas de lluvia, doshumos calientes.(¡Tan bello era todo, tan nuestro era todo, tan vivo era todo!)Y cuando creas que todo ante ti perfecciona su muerte,abre los ojos:El trágico hachero saltaba los montes,llevaba una antorcha en la mano, incendiaba los bosques nacientes.El río volvía a mojar las orillas que dan a tu vida.El prodigio era tuyo y te hacías así vencedor de la muerte.

Pensamiento de AmorDejé un instante de pensarte. Habíasucedido algo en ti cuando volviste.Venías más nostálgico, más triste,seco tu sol que iluminó mi día.Alguien -sé quién- que yo no conocía,alguien que calza sueños de oro, y vistealmas dolientes, te pensó. Caísteal pozo donde muere la alegría.¿Por qué fuiste pensado, malherido,pensamiento de amor? ¿Cómo han podidopasarte el corazón de parte a parte?¿Por qué volviste a mí, sufriendo, a herirme?¿No recuerdas que tengo que ser firme?¿Es que no ves que tengo que matarte?

Pensamiento de AmorDejé un instante de pensarte. Habíasucedido algo en ti cuando volviste.Venías más nostálgico, más triste,seco tu sol que iluminó mi día.Alguien -sé quién- que yo no conocía,alguien que calza sueños de oro, y vistealmas dolientes, te pensó. Caísteal pozo donde muere la alegría.¿Por qué fuiste pensado, malherido,pensamiento de amor? ¿Cómo han podidopasarte el corazón de parte a parte?¿Por qué volviste a mí, sufriendo, a herirme?¿No recuerdas que tengo que ser firme?¿Es que no ves que tengo que matarte?

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Las pirámides son el mejor ejemplo de que, en cualquier tiempo y lugar, los obreros tienden a trabajar menos.

Ningún hombre necesita poco.

Hay muchos excelentes medios de protegerse contra la tentación, pero el más seguro es la cobardía

Quién se emociona por lo simple suele no ser simple.

Frases célebres por autores