s

Cuando se empuña la espada, las pasiones de los hombres no tienen límites.

Cuando se empuña la espada, las pasiones de los hombres no tienen límites.
― Autor: Alexander Hamilton

imagen de Cuando se empuña la espada, las pasiones de los hombres no tienen límites.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Alexander Hamilton
Tengo el deber de exponer las cosas como son, no como deberían ser.

Tengo el deber de exponer las cosas como son, no como deberían ser.

Gobernar implica el poder de hacer leyes.

Gobernar implica el poder de hacer leyes.

El origen de todos los funcionarios del gobierno, justamente establecidos, debe ser un pacto voluntario entre los gobernantes y los gobernados, y debe ser objeto de esas limitaciones, que son necesarias para la seguridad de los derechos absolutos de estos últimos.

El origen de todos los funcionarios del gobierno, justamente establecidos, debe ser un pacto voluntario entre los gobernantes y los gobernados, y debe ser objeto de esas limitaciones, que son necesarias para la seguridad de los derechos absolutos de estos últimos.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Si quieres vivir alegremente, no te preocupes por el pasado.

La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente.

Estimamos suficiente lo que por si solo hace deseable la vida y no necesita nada.

El profundo respeto a la vejez y a la tradición -el derecho entero se basa en ese doble respeto-, la fe y el prejuicio favorables para con los antepasados y desfavorables para con los venideros son típicos de la moral de los poderosos; y cuando, a la inversa, los hombres de las ideas modernas creen de modo casi instintivo en el progreso y en el futuro y tienen cada vez menos respeto a la vejez, eso delata ya suficientemente la procedencia no aristocrática de esas ideas.

Frases célebres por autores