s

Esto no es una carta, sino mis brazos a tu alrededor durante un breve momento.

Esto no es una carta, sino mis brazos a tu alrededor durante un breve momento.
― Autor: Katherine Mansfield

imagen de Esto no es una carta, sino mis brazos a tu alrededor durante un breve momento.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Katherine Mansfield
Cuando podemos empezar a tomar nuestros fracasos sin seriedad, quiere decir que estamos dejando de temerles. Es de enorme importancia aprender a reírnos de nosotros mismos.

Cuando podemos empezar a tomar nuestros fracasos sin seriedad, quiere decir que estamos dejando de temerles. Es de enorme importancia aprender a reírnos de nosotros mismos.

¿Qué es lo que más quieres hacer?. Esto es lo que no debo dejar de preguntarme ante las dificultades.

¿Qué es lo que más quieres hacer?. Esto es lo que no debo dejar de preguntarme ante las dificultades.

Primero soy escritora y después mujer.

Primero soy escritora y después mujer.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

No camines delante de mí, puede que no te siga. No camines detrás de mí, puede que no te guíe. Camina junto a mí y sé mi amigo.

Una persona puede sentirse sola, aún cuando mucha gente la quiera

Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y corrompido, escribe cosas dignas de leerse, o haz cosas dignas de escribirse.

Pueden en mí, más que todos los infinitos, mis tres o cuatro costumbres inocentes.

Frases célebres por autores