s

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino.

¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino.
― Autor: Ludwig Van Beethoven

imagen de ¡Actúa en vez de suplicar. Sacrifícate sin esperanza de gloria ni recompensa! Si quieres conocer los milagros, hazlos tú antes. Sólo así podrá cumplirse tu peculiar destino.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Ludwig Van Beethoven
El pecho está lleno de muchas cosas para decirte. Hay momentos en que me parece que el idioma no es nada.

El pecho está lleno de muchas cosas para decirte. Hay momentos en que me parece que el idioma no es nada.

Es curioso ver cómo a medida que las libertades teóricas aumentan, las libertades prácticas disminuyen.

Es curioso ver cómo a medida que las libertades teóricas aumentan, las libertades prácticas disminuyen.

El genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa y ocho por ciento de perseverante aplicación.

El genio se compone del dos por ciento de talento y del noventa y ocho por ciento de perseverante aplicación.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Las personas más espirituales, suponiendo que tengan el máximo coraje, son también las que viven las tragedias más dolorosas: pero esas personas honran la vida justo porque ésta les opone su máxima hostilidad.

Mi mayor suerte consistió en ser educado como miembro de una familia numerosa en una granja de las landas. No teníamos dinero para gastar, pero tampoco teníamos gastos. Teníamos que inventar nuestras diversiones, pero era fácil. ¿No poseíamos los animales de la granja, los peces y los pájaros? Sobre todo, aprendíamos inconscientemente mil cosas que los habitantes de la ciudad ignorarán toda su vida.

El espíritu humano avanza de continuo, pero siempre en espiral.

La iglesia nos pide que al entrar en ella nos quitemos el sombrero, no la cabeza.

Frases célebres por autores