s

Soneto InsistenteCuando presiente el corazón la gloriade ser libre por gracia del olvido,me llegue entre la noche, como el ruidodel mar en la distancia, tu memoria.Con ella viene la tenaz historiade lo que pudo ser y nunca ha sido.Arduo amor ni ganado ni perdido,batalla sin derrota y sin victoria.Cada vez que en mi mano reverdecela rama del olvido y aparecedespués de la tormenta la alegría,algo tuyo regresa de la naday de nuevo destruye la doradaesperanza fugaz de un claro día.

Soneto InsistenteCuando presiente el corazón la gloriade ser libre por gracia del olvido,me llegue entre la noche, como el ruidodel mar en la distancia, tu memoria.Con ella viene la tenaz historiade lo que pudo ser y nunca ha sido.Arduo amor ni ganado ni perdido,batalla sin derrota y sin victoria.Cada vez que en mi mano reverdecela rama del olvido y aparecedespués de la tormenta la alegría,algo tuyo regresa de la naday de nuevo destruye la doradaesperanza fugaz de un claro día.
― Autor: Meira Delmar

imagen de Soneto InsistenteCuando presiente el corazón la gloriade ser libre por gracia del olvido,me llegue entre la noche, como el ruidodel mar en la distancia, tu memoria.Con ella viene la tenaz historiade lo que pudo ser y nunca ha sido.Arduo amor ni ganado ni perdido,batalla sin derrota y sin victoria.Cada vez que en mi mano reverdecela rama del olvido y aparecedespués de la tormenta la alegría,algo tuyo regresa de la naday de nuevo destruye la doradaesperanza fugaz de un claro día.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Meira Delmar
Soneto InsistenteCuando presiente el corazón la gloriade ser libre por gracia del olvido,me llegue entre la noche, como el ruidodel mar en la distancia, tu memoria.Con ella viene la tenaz historiade lo que pudo ser y nunca ha sido.Arduo amor ni ganado ni perdido,batalla sin derrota y sin victoria.Cada vez que en mi mano reverdecela rama del olvido y aparecedespués de la tormenta la alegría,algo tuyo regresa de la naday de nuevo destruye la doradaesperanza fugaz de un claro día.

Soneto InsistenteCuando presiente el corazón la gloriade ser libre por gracia del olvido,me llegue entre la noche, como el ruidodel mar en la distancia, tu memoria.Con ella viene la tenaz historiade lo que pudo ser y nunca ha sido.Arduo amor ni ganado ni perdido,batalla sin derrota y sin victoria.Cada vez que en mi mano reverdecela rama del olvido y aparecedespués de la tormenta la alegría,algo tuyo regresa de la naday de nuevo destruye la doradaesperanza fugaz de un claro día.

Presencia En El OlvidoTú ya no tienes rostro en mi recuerdo. Eres,nada más, la dorada tarde aquellaen que la primavera se detuvoa leer con nosotros unos versos.Y eres también esta tenaz y levemelancolía que sus pasos muevesobre mi corazón,y casi no esmelancolía...Alguna vez yo tuvetu rostro y tus palabras...¡Hoy no sé qué se hicieron!Hoy eres solamenteesas pequeñas cosas que se llamanun día, un libro, el lentocaminar de la mano de la estrella,y a veces, -pocas veces-, el silenciofijándome los ojos desoladosen un sitio del aire, como ciegos...Yo se que estás lejano de mi límite.Que ya no eres ni la voz ni el eco...si por el cauce de mi sangre subes,llegas, vano fantasma, hasta mi sueño.Y te quiero mirar, y es esta tardedorada, que ya dije,lo que encuentro...La tarde que tenía un campanarioentre los dedosy una humana dulzura en la manerade entendernos...Tú ya no tienes rostro.Ya no eres.

Presencia En El OlvidoTú ya no tienes rostro en mi recuerdo. Eres,nada más, la dorada tarde aquellaen que la primavera se detuvoa leer con nosotros unos versos.Y eres también esta tenaz y levemelancolía que sus pasos muevesobre mi corazón,y casi no esmelancolía...Alguna vez yo tuvetu rostro y tus palabras...¡Hoy no sé qué se hicieron!Hoy eres solamenteesas pequeñas cosas que se llamanun día, un libro, el lentocaminar de la mano de la estrella,y a veces, -pocas veces-, el silenciofijándome los ojos desoladosen un sitio del aire, como ciegos...Yo se que estás lejano de mi límite.Que ya no eres ni la voz ni el eco...si por el cauce de mi sangre subes,llegas, vano fantasma, hasta mi sueño.Y te quiero mirar, y es esta tardedorada, que ya dije,lo que encuentro...La tarde que tenía un campanarioentre los dedosy una humana dulzura en la manerade entendernos...Tú ya no tienes rostro.Ya no eres.

Soneto MarineroDigo tu nombre, mar, tu nombre ardidode soles y de júbilo creciente,y el corazón enamorado sientemás clara la presencia del latido.Velero que navega repetidopor los quietos espejos de la frente,regresa tu paisaje lentamentecomo si retornara del olvido.Y surge tu comarca marineracon una trashumante primaverade espumas en la mano de cristal.Y tu voz de colores, y tu aladacorona de blancura trabajadaen gaviotas y pétalos de sal.

Soneto MarineroDigo tu nombre, mar, tu nombre ardidode soles y de júbilo creciente,y el corazón enamorado sientemás clara la presencia del latido.Velero que navega repetidopor los quietos espejos de la frente,regresa tu paisaje lentamentecomo si retornara del olvido.Y surge tu comarca marineracon una trashumante primaverade espumas en la mano de cristal.Y tu voz de colores, y tu aladacorona de blancura trabajadaen gaviotas y pétalos de sal.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Dios ha querido que la mirada del hombre fuese la única cosa que no se puede ocultar.

La pluma es la lengua del alma.

Internet es positivo porque nos une, nos conecta. Incluso a las personas mayores. El estar conectado nos prolonga la vida y no solamente añade años a la vida, sino vida a los años.

El tiempo todo lo cura y todo lo muda.

Frases célebres por autores