s

Muerte Del OlvidoSe me murió el olvidode repente.Inesperada-mente,se le borraron las palabrasy fue desvaneciéndoseen el viento.En busca suya el corazón tocabatodas las puertas.Nadie. Nada.Y allí donde estuviera se instalóde nuevo,el doloroso amor,el implacable,interminable-mente.

Muerte Del OlvidoSe me murió el olvidode repente.Inesperada-mente,se le borraron las palabrasy fue desvaneciéndoseen el viento.En busca suya el corazón tocabatodas las puertas.Nadie. Nada.Y allí donde estuviera se instalóde nuevo,el doloroso amor,el implacable,interminable-mente.
― Autor: Meira Delmar

imagen de Muerte Del OlvidoSe me murió el olvidode repente.Inesperada-mente,se le borraron las palabrasy fue desvaneciéndoseen el viento.En busca suya el corazón tocabatodas las puertas.Nadie. Nada.Y allí donde estuviera se instalóde nuevo,el doloroso amor,el implacable,interminable-mente.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Meira Delmar
Muerte Del OlvidoSe me murió el olvidode repente.Inesperada-mente,se le borraron las palabrasy fue desvaneciéndoseen el viento.En busca suya el corazón tocabatodas las puertas.Nadie. Nada.Y allí donde estuviera se instalóde nuevo,el doloroso amor,el implacable,interminable-mente.

Muerte Del OlvidoSe me murió el olvidode repente.Inesperada-mente,se le borraron las palabrasy fue desvaneciéndoseen el viento.En busca suya el corazón tocabatodas las puertas.Nadie. Nada.Y allí donde estuviera se instalóde nuevo,el doloroso amor,el implacable,interminable-mente.

La HogueraEsta es, amor, la rosa que me disteel día en que los dioses nos hablaron.Las palabras ardieron y callaron.La rosa a la ceniza se resiste.Todavía las horas me revistede su fiel esplendor. Que no tocaronsu cuerpo las tormentas que asolaronmi mundo y todo cuanto en él existe.Si cruzas otra vez junto a mi vidahallará tu mirada sorprendidauna hoguera de extraño poderío.Será la rosa que morir no sabe,y que al paso del tiempo ya no cabecon su fulgor dentro del pecho mío.

La HogueraEsta es, amor, la rosa que me disteel día en que los dioses nos hablaron.Las palabras ardieron y callaron.La rosa a la ceniza se resiste.Todavía las horas me revistede su fiel esplendor. Que no tocaronsu cuerpo las tormentas que asolaronmi mundo y todo cuanto en él existe.Si cruzas otra vez junto a mi vidahallará tu mirada sorprendidauna hoguera de extraño poderío.Será la rosa que morir no sabe,y que al paso del tiempo ya no cabecon su fulgor dentro del pecho mío.

Huésped Sin SombraNada deja mi paso por la tierra.En el momento del callado viajehe de llevar lo que al nacer me traje:el rostro en paz y el corazón en guerra.Ninguna voz repetirá la míade nostálgico ardor y fiel asombro.La voz estremecida con que nombroel mar, la rosa, la melancolía.No volverán mis ojos renacidosde la noche a la vida siempre ilesa,a beber como un vino la bellezade los mágicos cielos encendidos.Esta sangre sedienta de hermosurapor otras venas no será cobrada.No habrá manos que tomen, de pasada,la viva antorcha que en mis manos dura.Ni frente que mi sueño mutiladorecoja y cumpla victoriosamente.Conjuga mi existir tiempo presentesin futuro después de su pasado.Término de mí misma, me rodeocon el anillo cegador del canto.Vana marea de pasión y llantoen mí naufraga cuanto miro y creo.A nadie doy mi soledad. Conmigovuelve a la orilla del pavor, ignota.Mido en silencio la final derrota.Tiemblo del día. Pero no lo digo.

Huésped Sin SombraNada deja mi paso por la tierra.En el momento del callado viajehe de llevar lo que al nacer me traje:el rostro en paz y el corazón en guerra.Ninguna voz repetirá la míade nostálgico ardor y fiel asombro.La voz estremecida con que nombroel mar, la rosa, la melancolía.No volverán mis ojos renacidosde la noche a la vida siempre ilesa,a beber como un vino la bellezade los mágicos cielos encendidos.Esta sangre sedienta de hermosurapor otras venas no será cobrada.No habrá manos que tomen, de pasada,la viva antorcha que en mis manos dura.Ni frente que mi sueño mutiladorecoja y cumpla victoriosamente.Conjuga mi existir tiempo presentesin futuro después de su pasado.Término de mí misma, me rodeocon el anillo cegador del canto.Vana marea de pasión y llantoen mí naufraga cuanto miro y creo.A nadie doy mi soledad. Conmigovuelve a la orilla del pavor, ignota.Mido en silencio la final derrota.Tiemblo del día. Pero no lo digo.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Lo que hacemos no es nunca comprendido, y siempre es acogido sólo por los elogios o por la crítica.

Ningún hombre aceptará un consejo, pero todos aceptarán dinero. De donde se deduce que el dinero vale más que el consejo.

Ni siquiera la gente que quiere ir al cielo quiere morir para llegar ahí.

El cuerpo, si se le trata bien, puede durar toda la vida.

Frases célebres por autores