s

Huésped Sin SombraNada deja mi paso por la tierra.En el momento del callado viajehe de llevar lo que al nacer me traje:el rostro en paz y el corazón en guerra.Ninguna voz repetirá la míade nostálgico ardor y fiel asombro.La voz estremecida con que nombroel mar, la rosa, la melancolía.No volverán mis ojos renacidosde la noche a la vida siempre ilesa,a beber como un vino la bellezade los mágicos cielos encendidos.Esta sangre sedienta de hermosurapor otras venas no será cobrada.No habrá manos que tomen, de pasada,la viva antorcha que en mis manos dura.Ni frente que mi sueño mutiladorecoja y cumpla victoriosamente.Conjuga mi existir tiempo presentesin futuro después de su pasado.Término de mí misma, me rodeocon el anillo cegador del canto.Vana marea de pasión y llantoen mí naufraga cuanto miro y creo.A nadie doy mi soledad. Conmigovuelve a la orilla del pavor, ignota.Mido en silencio la final derrota.Tiemblo del día. Pero no lo digo.

Huésped Sin SombraNada deja mi paso por la tierra.En el momento del callado viajehe de llevar lo que al nacer me traje:el rostro en paz y el corazón en guerra.Ninguna voz repetirá la míade nostálgico ardor y fiel asombro.La voz estremecida con que nombroel mar, la rosa, la melancolía.No volverán mis ojos renacidosde la noche a la vida siempre ilesa,a beber como un vino la bellezade los mágicos cielos encendidos.Esta sangre sedienta de hermosurapor otras venas no será cobrada.No habrá manos que tomen, de pasada,la viva antorcha que en mis manos dura.Ni frente que mi sueño mutiladorecoja y cumpla victoriosamente.Conjuga mi existir tiempo presentesin futuro después de su pasado.Término de mí misma, me rodeocon el anillo cegador del canto.Vana marea de pasión y llantoen mí naufraga cuanto miro y creo.A nadie doy mi soledad. Conmigovuelve a la orilla del pavor, ignota.Mido en silencio la final derrota.Tiemblo del día. Pero no lo digo.
― Autor: Meira Delmar

imagen de Huésped Sin SombraNada deja mi paso por la tierra.En el momento del callado viajehe de llevar lo que al nacer me traje:el rostro en paz y el corazón en guerra.Ninguna voz repetirá la míade nostálgico ardor y fiel asombro.La voz estremecida con que nombroel mar, la rosa, la melancolía.No volverán mis ojos renacidosde la noche a la vida siempre ilesa,a beber como un vino la bellezade los mágicos cielos encendidos.Esta sangre sedienta de hermosurapor otras venas no será cobrada.No habrá manos que tomen, de pasada,la viva antorcha que en mis manos dura.Ni frente que mi sueño mutiladorecoja y cumpla victoriosamente.Conjuga mi existir tiempo presentesin futuro después de su pasado.Término de mí misma, me rodeocon el anillo cegador del canto.Vana marea de pasión y llantoen mí naufraga cuanto miro y creo.A nadie doy mi soledad. Conmigovuelve a la orilla del pavor, ignota.Mido en silencio la final derrota.Tiemblo del día. Pero no lo digo.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Meira Delmar
de PasoNo es el tiempoel que pasa.Eres túque te alejasapresuradamentehacia la sombra,y vas dejando caer,como el que se despojade sus bienes,todo aquello que amaste,las horasque te hicieron la dicha,amigosen quienes hubo un díarefugio tu tristeza,sueñosinacabados.Al final, casivacías las manos,te preguntasen qué momentose te fue la vida,se te sigue yendo,como u hilo de aguaentre los dedos.

de PasoNo es el tiempoel que pasa.Eres túque te alejasapresuradamentehacia la sombra,y vas dejando caer,como el que se despojade sus bienes,todo aquello que amaste,las horasque te hicieron la dicha,amigosen quienes hubo un díarefugio tu tristeza,sueñosinacabados.Al final, casivacías las manos,te preguntasen qué momentose te fue la vida,se te sigue yendo,como u hilo de aguaentre los dedos.

Muerte Del OlvidoSe me murió el olvidode repente.Inesperada-mente,se le borraron las palabrasy fue desvaneciéndoseen el viento.En busca suya el corazón tocabatodas las puertas.Nadie. Nada.Y allí donde estuviera se instalóde nuevo,el doloroso amor,el implacable,interminable-mente.

Muerte Del OlvidoSe me murió el olvidode repente.Inesperada-mente,se le borraron las palabrasy fue desvaneciéndoseen el viento.En busca suya el corazón tocabatodas las puertas.Nadie. Nada.Y allí donde estuviera se instalóde nuevo,el doloroso amor,el implacable,interminable-mente.

Ausencia de La RosaDetenidaen el río translúcidodel viento,por otro nombre, amor,la llamaríael corazón.Nada queda en el sitiode su perfume. Nadiepuede creer, creería,que aquí estuvo la rosaen otro tiempo.Sólo yo sé que si la manodeslizo por el aire, todavíame hieren sus espinas.

Ausencia de La RosaDetenidaen el río translúcidodel viento,por otro nombre, amor,la llamaríael corazón.Nada queda en el sitiode su perfume. Nadiepuede creer, creería,que aquí estuvo la rosaen otro tiempo.Sólo yo sé que si la manodeslizo por el aire, todavíame hieren sus espinas.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Cierta aristocracia, educada desde la infancia para considerar su nombre como una ventaja interior que nada puede quitarle, sabe que puede evitarse -pues nada le añadirian- los esfuerzos que sin resultado posterior apreciable hacen tantos burgueses por profesar sólo opiniones bien consideradas y frecuentar sólo a personas bienpensantes.

Ninguno de los libros de este mundo te aportará la felicidad, pero secretamente te devuelven a ti mismo.

Pocas cosas resultan más satisfactorias que ver a nuestros hijos criar hijos adolescentes.

Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho

Frases célebres por autores