s

Para no ser los esclavos martirizados del tiempo, embriagaos, ¡embriagaros sin cesar! con vino, poesía o virtud, a vuestra guisa.

Para no ser los esclavos martirizados del tiempo, embriagaos, ¡embriagaros sin cesar! con vino, poesía o virtud, a vuestra guisa.
― Autor: Charles Baudelaire

imagen de Para no ser los esclavos martirizados del tiempo, embriagaos, ¡embriagaros sin cesar! con vino, poesía o virtud, a vuestra guisa.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Charles Baudelaire
Dios es el único ser que para reinar no tuvo ni siquiera necesidad de existir.

Dios es el único ser que para reinar no tuvo ni siquiera necesidad de existir.

La fatalidad posee una cierta elasticidad que se suele llamar libertad humana.

La fatalidad posee una cierta elasticidad que se suele llamar libertad humana.

Para trabajar basta estar convencido de una cosa: que trabajar es menos aburrido que divertirse.

Para trabajar basta estar convencido de una cosa: que trabajar es menos aburrido que divertirse.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Si ves que mi canción acaso no resulta, avísame y recojo la melancolía. . . . Melancolía.

El medio de no cambiar es no pensar.

Si en el mundo sólo hubiera patatas y zanahorias, no faltaría alguien que dijese: ¡Lástima que las plantas crezcan al revés!.

Siempre he pensado que nada es mejor que viajar a caballo, pues el camino se compone de infinitas llegadas. Se llega a un cruce, a una flor, a un árbol, a la sombra de la nube sobre la arena del camino; se llega al arroyo, al tope de la sierra, a la piedra extraña. Pareciera que el camino va inventando sorpresas para goce del alma del viajero.

Frases célebres por autores