s

El escultor no hace más que llamar, con el cincel y a golpe de martillo, a los guerreros que duermen en las espesuras del mármol.

El escultor no hace más que llamar, con el cincel y a golpe de martillo, a los guerreros que duermen en las espesuras del mármol.
― Autor: Roberto Obregón

imagen de El escultor no hace más que llamar, con el cincel y a golpe de martillo, a los guerreros que duermen en las espesuras del mármol.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Roberto Obregón
Como monedas echamos las palabras en la mente del niño para que con el tiempo su pensamiento sea un tesoro.

Como monedas echamos las palabras en la mente del niño para que con el tiempo su pensamiento sea un tesoro.

No me niegues que a veces, al despertar, quisieras refugiarte nuevamente debajo de mis manos, quedarte quietecita, apenas respirando, convertida en la misma huella de la noche.

No me niegues que a veces, al despertar, quisieras refugiarte nuevamente debajo de mis manos, quedarte quietecita, apenas respirando, convertida en la misma huella de la noche.

Se lo llevó todo y me dejó en la calle, fuera de mi propio corazón. Solo.

Se lo llevó todo y me dejó en la calle, fuera de mi propio corazón. Solo.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Aunque tu mujer haya cometido cien faltas no la golpees ni con una flor.

El hombre tiene corazón, aunque no siga sus dictados.

Viejo es Pedro para cabrero.

El paraíso es una tiranía; allí me sentiré como en casa.

Frases célebres por autores