s

Inquietud¿Dónde se guarda la estrella mía,mi cristal de amor?La noche me niega su torso de auroray vamos extrañas, desprendidas,sin coincidir jamás.¿Para qué, si a nada le soy amorsoy yo amor en lo desconocido mío?Y esta ternura que ciñe mis hombros,que entolda el oro de mi corazón,¿Para qué, si estoy buscando el aguay sólo conozco el eco de la fuente?

Inquietud¿Dónde se guarda la estrella mía,mi cristal de amor?La noche me niega su torso de auroray vamos extrañas, desprendidas,sin coincidir jamás.¿Para qué, si a nada le soy amorsoy yo amor en lo desconocido mío?Y esta ternura que ciñe mis hombros,que entolda el oro de mi corazón,¿Para qué, si estoy buscando el aguay sólo conozco el eco de la fuente?
― Autor: Carmen Conde

imagen de Inquietud¿Dónde se guarda la estrella mía,mi cristal de amor?La noche me niega su torso de auroray vamos extrañas, desprendidas,sin coincidir jamás.¿Para qué, si a nada le soy amorsoy yo amor en lo desconocido mío?Y esta ternura que ciñe mis hombros,que entolda el oro de mi corazón,¿Para qué, si estoy buscando el aguay sólo conozco el eco de la fuente?

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Carmen Conde
Acércate. Junto a la noche te espero. Nádame. Fuentes profundas y frías avivan mi corriente.

Acércate. Junto a la noche te espero. Nádame. Fuentes profundas y frías avivan mi corriente.

LímiteEsfera ceñida de esferas que no puedenescaparse de la esfera única.Manos esféricas ciñéndose a unas piernasque se abrazan redondas, perfectísimas.Si esta esfera que soy ya, que fui yo siempre,desgajara de sí un anillo y lo arrojara,se caeríacogido por su extremo, prolongándosehasta pisar el polvo.Ondularía siglos, y su músicasubiría por temblores a la esferaque le retiene siempre jamás, tan suyo.Sería vertical, hasta que un siglola curva reclamara ser redondadesde un albor sin ritmo. subiríaotra vez a ser anillo, anegándosepor amor de querencia inmarchitable,en la esfera total.Yo he sido anillotembloroso al caer, y erguidame dejaba correr desde los tiempos...Mas la esfera sintió que al fin mi esenciadebía descansar en lo redondo.

LímiteEsfera ceñida de esferas que no puedenescaparse de la esfera única.Manos esféricas ciñéndose a unas piernasque se abrazan redondas, perfectísimas.Si esta esfera que soy ya, que fui yo siempre,desgajara de sí un anillo y lo arrojara,se caeríacogido por su extremo, prolongándosehasta pisar el polvo.Ondularía siglos, y su músicasubiría por temblores a la esferaque le retiene siempre jamás, tan suyo.Sería vertical, hasta que un siglola curva reclamara ser redondadesde un albor sin ritmo. subiríaotra vez a ser anillo, anegándosepor amor de querencia inmarchitable,en la esfera total.Yo he sido anillotembloroso al caer, y erguidame dejaba correr desde los tiempos...Mas la esfera sintió que al fin mi esenciadebía descansar en lo redondo.

He venido a quererte, a que me digas tus palabras de mar y de palmeras.

He venido a quererte, a que me digas tus palabras de mar y de palmeras.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad. Quien no sea capaz de luchar por otros, no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo

La verdad es una ortiga; el que la roza, apenas se pincha; al que la coge con fuerza y resolución no le hace nada.

Una nación permanece fuerte mientras se preocupa de sus problemas reales, y comienza su decadencia cuando puede ocuparse de los detalles accesorios.

Nadie acepta ser viejo porque nadie sabe serlo, como un árbol o como una piedra preciosa.

Frases célebres por autores