s

Inquietud¿Dónde se guarda la estrella mía,mi cristal de amor?La noche me niega su torso de auroray vamos extrañas, desprendidas,sin coincidir jamás.¿Para qué, si a nada le soy amorsoy yo amor en lo desconocido mío?Y esta ternura que ciñe mis hombros,que entolda el oro de mi corazón,¿Para qué, si estoy buscando el aguay sólo conozco el eco de la fuente?

Inquietud¿Dónde se guarda la estrella mía,mi cristal de amor?La noche me niega su torso de auroray vamos extrañas, desprendidas,sin coincidir jamás.¿Para qué, si a nada le soy amorsoy yo amor en lo desconocido mío?Y esta ternura que ciñe mis hombros,que entolda el oro de mi corazón,¿Para qué, si estoy buscando el aguay sólo conozco el eco de la fuente?
― Autor: Carmen Conde

imagen de Inquietud¿Dónde se guarda la estrella mía,mi cristal de amor?La noche me niega su torso de auroray vamos extrañas, desprendidas,sin coincidir jamás.¿Para qué, si a nada le soy amorsoy yo amor en lo desconocido mío?Y esta ternura que ciñe mis hombros,que entolda el oro de mi corazón,¿Para qué, si estoy buscando el aguay sólo conozco el eco de la fuente?

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Carmen Conde
He venido a quererte, a que me digas tus palabras de mar y de palmeras.

He venido a quererte, a que me digas tus palabras de mar y de palmeras.

¿reír, cantar, estremecernos libres de desear y ser mucho más que la vida. . . ?. No. Ya lo sé. Todo es algo que supe y por ello, por ti, permanezco en el mundo.

¿reír, cantar, estremecernos libres de desear y ser mucho más que la vida. . . ?. No. Ya lo sé. Todo es algo que supe y por ello, por ti, permanezco en el mundo.

HallazgoDesnuda y adherida a tu desnudez.Mis pechos como hielos recién cortados,en el agua plana de tu pecho.Mis hombros abiertos bajo tus hombros.Y tú, flotante en mi desnudez.Alzaré los brazos y sostendré tu aire.Podrás desceñir mi sueñoporque el cielo descansará en mi frente.Afluentes de tus ríos serán mis ríos.Navegaremos juntos, tú serás mi vela,y yo te llevaré por mares escondidos.¡Qué suprema efusión de geografías!Tus manos sobre mis manos.Tus ojos, aves de mi árbol,en la yerba de mi cabeza.

HallazgoDesnuda y adherida a tu desnudez.Mis pechos como hielos recién cortados,en el agua plana de tu pecho.Mis hombros abiertos bajo tus hombros.Y tú, flotante en mi desnudez.Alzaré los brazos y sostendré tu aire.Podrás desceñir mi sueñoporque el cielo descansará en mi frente.Afluentes de tus ríos serán mis ríos.Navegaremos juntos, tú serás mi vela,y yo te llevaré por mares escondidos.¡Qué suprema efusión de geografías!Tus manos sobre mis manos.Tus ojos, aves de mi árbol,en la yerba de mi cabeza.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Si la naturaleza hubiera fijado una sola regla para la calidad de los miembros, las fisonomías de todos los hombres serían semejantes, y no sería posible distinguirlas unas de otras; pero ella ha variado de tal modo las cinco partes del rostro que, aunque haya establecido una regla general para la proporción, no ha seguido ninguna para la calidad; de manera que es fácil reconocer cada semblante.

Todas las cosas por un poder inmortal cerca o lejos ocultamente están unidas entre si, de tal modo que no puedes agitar una flor sin trastornar una estrella

Sociedad moderna olvida que el mundo no es propiedad de una única generación.

Dios es simple. Todo lo demás es complejo. No busques valores absolutos en el mundo relativo de la naturaleza.

Frases célebres por autores