s

Uno de los más grandes errores es juzgar a las políticas y programas por sus intenciones, en vez que por sus resultados.

Uno de los más grandes errores es juzgar a las políticas y programas por sus intenciones, en vez que por sus resultados.
― Autor: Milton Friedman

imagen de Uno de los más grandes errores es juzgar a las políticas y programas por sus intenciones, en vez que por sus resultados.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Milton Friedman
Hay una chimenea detrás de cada programa de gobierno.

Hay una chimenea detrás de cada programa de gobierno.

Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas.

Una sociedad que priorice la igualdad por sobre la libertad no obtendrá ninguna de las dos cosas. Una sociedad que priorice la libertad por sobre la igualdad obtendrá un alto grado de ambas.

Uno de los más grandes errores es juzgar a las políticas y programas por sus intenciones, en vez que por sus resultados.

Uno de los más grandes errores es juzgar a las políticas y programas por sus intenciones, en vez que por sus resultados.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Quien en tiempo huye en tiempo acude.

Si la pobreza es la madre de los crímenes, la falta de espíritu es su padre.

En los mejores días del arte no existían los críticos del arte.

Nada se puede aceptar de un malvado, so pena de envilecerse.

Frases célebres por autores