s

No esperemos a ser buenos y cordiales. Apresurémonos ya desde ahora a alegrar el corazón de nuestros compañeros durante la corta travesía de la vida

No esperemos a ser buenos y cordiales. Apresurémonos ya desde ahora a alegrar el corazón de nuestros compañeros durante la corta travesía de la vida
― Autor: Henri-Frédéric Amiel

imagen de No esperemos a ser buenos y cordiales. Apresurémonos ya desde ahora a alegrar el corazón de nuestros compañeros durante la corta travesía de la vida

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Henri-Frédéric Amiel
Temen algunas mujeres la soledad de la viudez. No supieron ver que su vida tampoco fue descifrada por el marido. Y que la verdadera serenidad viene casi siempre del monólogo

Temen algunas mujeres la soledad de la viudez. No supieron ver que su vida tampoco fue descifrada por el marido. Y que la verdadera serenidad viene casi siempre del monólogo

La acción es sólo el pensamiento condensado, concreto ya, oscuro, inconsciente

La acción es sólo el pensamiento condensado, concreto ya, oscuro, inconsciente

No tengas ambición personal, y así to consolarás de vivir o de morir venga lo que viniere

No tengas ambición personal, y así to consolarás de vivir o de morir venga lo que viniere

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

No hay bien alguno que nos deleite si no lo compartimos.

La opinión pública, es la acción de los idiotas.

Sea moderado tu sueño; que el que no madruga con el sol, no goza del día.

A la brisa, a la abeja, a la hermosa el rosal puede dedicar la rosa.

Frases célebres por autores