s

El alma no encuentra en el crisol de la experiencia sino el oro que ha vertido en él

El alma no encuentra en el crisol de la experiencia sino el oro que ha vertido en él
― Autor: Henri-Frédéric Amiel

imagen de El alma no encuentra en el crisol de la experiencia sino el oro que ha vertido en él

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Henri-Frédéric Amiel
El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón

El hombre se eleva por la inteligencia, pero no es hombre más que por el corazón

La destreza ayuda en todo, pero no basta

La destreza ayuda en todo, pero no basta

Temen algunas mujeres la soledad de la viudez. No supieron ver que su vida tampoco fue descifrada por el marido. Y que la verdadera serenidad viene casi siempre del monólogo

Temen algunas mujeres la soledad de la viudez. No supieron ver que su vida tampoco fue descifrada por el marido. Y que la verdadera serenidad viene casi siempre del monólogo

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Todas las madres dan el ser. Pero algunas mucho más.

NocturnoTengo esta noche las manos negras, el corazón sudadocomo después de luchar hasta el olvido con los ciempiés del humo.Todo ha quedado allá, las botellas, el barco,no sé si me querían, y si esperaban verme.En el diario tirado sobre la cama dice encuentros diplomáticos,una sangría exploratoria lo batió alegremente en cuatro sets.Un bosque altísimo rodea esta casa en el centro de la ciudad,yo sé, siento que un ciego está muriéndose en las cercanías.Mi mujer sube y baja una pequeña escaleracomo un capitán de navío que desconfía de las estrellas.Hay una taza de leche, papeles, las once de la noche.Afuera parece como si multitudes de caballos se acercarana la ventana que tengo a mi espalda.

Hay momentos en la vida de todo político, en que lo mejor que puede hacer es no despegar los labios.

Nada más que un beso fueron sus palabras.

Frases célebres por autores