s

La vanidad nos persigue hasta en el lecho de la muerte. La soportamos con entereza porque deseamos superar su terrible grandeza y cautivar la admiración de los espectadores

La vanidad nos persigue hasta en el lecho de la muerte. La soportamos con entereza porque deseamos superar su terrible grandeza y cautivar la admiración de los espectadores
― Autor: Santiago Ramón Y Cajal

imagen de La vanidad nos persigue hasta en el lecho de la muerte. La soportamos con entereza porque deseamos superar su terrible grandeza y cautivar la admiración de los espectadores

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Santiago Ramón Y Cajal
Se tienen muchas ideas y pocos amigos o muchos amigos y pocas ideas.

Se tienen muchas ideas y pocos amigos o muchos amigos y pocas ideas.

En cuanto el alma pierde la aureola juvenil, los generosos torneos por el aplauso son sustituidos por las egoístas competencias por el dinero.

En cuanto el alma pierde la aureola juvenil, los generosos torneos por el aplauso son sustituidos por las egoístas competencias por el dinero.

Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.

Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Los tiempos felices en la humanidad son las páginas vacías de la historia.

Ay, Voz SecretaAy voz secreta del amor oscuro¡ay balido sin lanas! ¡ay herida!¡ay aguja de hiel, camelia hundida!¡ay corriente sin mar, ciudad sin muro!¡Ay noche inmensa de perfil seguro,montaña celestial de angustia erguida!¡Ay silencio sin fin, lirio maduro!Huye de mi, caliente voz de hielo,no me quieras perder en la malezadonde sin fruto gimen carne y cielo.Deja el duro marfil de mi cabezaapiádate de mi, ¡rompe mi duelo!¡que soy amor, que soy naturaleza!

Los críticos no han conseguido nunca encontrar un tema unificador en mis películas. A decir verdad, tampoco yo

Ninguna persona es capaz de escoger sin miedo.

Frases célebres por autores