s

El hombre es un ser social cuya inteligencia exige para excitarse el rumor de la colmena.

El hombre es un ser social cuya inteligencia exige para excitarse el rumor de la colmena.
― Autor: Santiago Ramón Y Cajal

imagen de El hombre es un ser social cuya inteligencia exige para excitarse el rumor de la colmena.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Santiago Ramón Y Cajal
La vanidad nos persigue hasta en el lecho de la muerte. La soportamos con entereza porque deseamos superar su terrible grandeza y cautivar la admiración de los espectadores

La vanidad nos persigue hasta en el lecho de la muerte. La soportamos con entereza porque deseamos superar su terrible grandeza y cautivar la admiración de los espectadores

Nos desdeñamos u odiamos porque no nos comprendemos porque no nos tomamos el trabajo de estudiarnos.

Nos desdeñamos u odiamos porque no nos comprendemos porque no nos tomamos el trabajo de estudiarnos.

¿No tienes enemigos? ¿Es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia?

¿No tienes enemigos? ¿Es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia?

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

El hombre llora: he aquí su más hermoso privilegio

Buscamos la solidaridad no como un fin sino como un medio encaminado a lograr que nuestra América cumpla su misión universal.

Desde entonces los caminos que conducen a tu alma no quieres que estén desiertos. ¡Cuántas flechas, peces, pájaros, cuántas caricias y besos!.

Le expliqué que el mundo es una sinfonía, pero que Dios toca de oído.

Frases célebres por autores