s

Hay un límite más allá del cual la tolerancia deja de ser virtud

Hay un límite más allá del cual la tolerancia deja de ser virtud
― Autor: Edmund Burke

imagen de Hay un límite más allá del cual la tolerancia deja de ser virtud

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Edmund Burke
Los abusos son como los viejos caducos: llega un tiempo en que dejan de infundir respeto

Los abusos son como los viejos caducos: llega un tiempo en que dejan de infundir respeto

Nunca desesperes. Pero si a ello llegas, sigue trabajando a pesar de la desesperación

Nunca desesperes. Pero si a ello llegas, sigue trabajando a pesar de la desesperación

La tiranía de una multitud es una tiranía multiplicada.

La tiranía de una multitud es una tiranía multiplicada.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

Noche Del Amor InsomneNoche arriba los dos con luna llena,yo me puse a llorar y tú reías.Tu desdén era un dios, las quejas míasmomentos y palomas en cadena.Noche abajo los dos. Cristal de pena,llorabas tú por hondas lejanías.Mi dolor era un grupo de agoníassobre tu débil corazón de arena.La aurora nos unió sobre la cama,las bocas puestas sobre el chorro heladode una sangre sin fin que se derrama.Y el sol entró por el balcón cerradoy el coral de la vida abrió su ramasobre mi corazón amortajado.

Triste como el destello de la luna, solo, como la luna solitaria, es el recuerdo de ese amor maldito, como mi alma.

Más mató la cena que sanó Avicena.

No hay cosa más amarga que la aurora de un día en el que nada ocurrirá

Frases célebres por autores