s

Ojos HabitadosVen, ciérrame los ojos con un besopara que no pueda ver mi cielo,y de nuevoábreme los ojos con un besopara que así no pueda verlo entre mi sueño.Oblígame al secretopara que nada diga de los besos,y pídeme que cantepara que pueda hablarte.Eres el que puso en mis labiosla voz, desde hace mucho tiempo,y has habitadomis manosdesde que mi sangre sólo estaba creciendo.Ibas a preguntarmepor mi cadena insomne,y era mayor el hambre de mi acechoy la estructura de mis huesosestaba decayendo.Ven, ciérrame los ojospara que pueda descansar mi ruego.

Ojos HabitadosVen, ciérrame los ojos con un besopara que no pueda ver mi cielo,y de nuevoábreme los ojos con un besopara que así no pueda verlo entre mi sueño.Oblígame al secretopara que nada diga de los besos,y pídeme que cantepara que pueda hablarte.Eres el que puso en mis labiosla voz, desde hace mucho tiempo,y has habitadomis manosdesde que mi sangre sólo estaba creciendo.Ibas a preguntarmepor mi cadena insomne,y era mayor el hambre de mi acechoy la estructura de mis huesosestaba decayendo.Ven, ciérrame los ojospara que pueda descansar mi ruego.
― Autor: Orietta Lozano

imagen de Ojos HabitadosVen, ciérrame los ojos con un besopara que no pueda ver mi cielo,y de nuevoábreme los ojos con un besopara que así no pueda verlo entre mi sueño.Oblígame al secretopara que nada diga de los besos,y pídeme que cantepara que pueda hablarte.Eres el que puso en mis labiosla voz, desde hace mucho tiempo,y has habitadomis manosdesde que mi sangre sólo estaba creciendo.Ibas a preguntarmepor mi cadena insomne,y era mayor el hambre de mi acechoy la estructura de mis huesosestaba decayendo.Ven, ciérrame los ojospara que pueda descansar mi ruego.

Deja tu comentario

Imágenes relacionados con frases de Orietta Lozano
IntimidadLa noche vuelve secretaa tantear mi cuerpo,me penetra lenta y suaveme abrocomo una flor nocturna.

IntimidadLa noche vuelve secretaa tantear mi cuerpo,me penetra lenta y suaveme abrocomo una flor nocturna.

La AmanteSoy la amanteque estrenas,la nueva, la eterna,la de muslos trigueños,columnas segurasque se abren perfectamentepara dar pasoa tu mar ancho y espeso.Soy la de paralelas montañas,erectas, duras,por donde han caminadopájaros heridos de amor.Soy la amante nocturna,la de noctámbulos besos,( mis ojos, túneles profundosdonde se pierde la soledad).Soy la de siempre, la eterna,la que te arranca el hastíode cada costado,la que se tiende plácidamente,la que se para,la que te sorprende,la que se quita las vestidurasy se lava en tu río claro.Soy la que te crucificacon mis ojos, con mi lengua,la que se pierdeen tu mirada lela,la que infatigablerecorre tu cuerpo,la que vibra con devociónen tu silencioso mundo.Soy ella, la eterna,la antigua, la nueva,la de siemprela que se cierrala que se abrela de ambivalentes tardes.Soy la que renace,la que se abrela que se cierra.

La AmanteSoy la amanteque estrenas,la nueva, la eterna,la de muslos trigueños,columnas segurasque se abren perfectamentepara dar pasoa tu mar ancho y espeso.Soy la de paralelas montañas,erectas, duras,por donde han caminadopájaros heridos de amor.Soy la amante nocturna,la de noctámbulos besos,( mis ojos, túneles profundosdonde se pierde la soledad).Soy la de siempre, la eterna,la que te arranca el hastíode cada costado,la que se tiende plácidamente,la que se para,la que te sorprende,la que se quita las vestidurasy se lava en tu río claro.Soy la que te crucificacon mis ojos, con mi lengua,la que se pierdeen tu mirada lela,la que infatigablerecorre tu cuerpo,la que vibra con devociónen tu silencioso mundo.Soy ella, la eterna,la antigua, la nueva,la de siemprela que se cierrala que se abrela de ambivalentes tardes.Soy la que renace,la que se abrela que se cierra.

Ojos HabitadosVen, ciérrame los ojos con un besopara que no pueda ver mi cielo,y de nuevoábreme los ojos con un besopara que así no pueda verlo entre mi sueño.Oblígame al secretopara que nada diga de los besos,y pídeme que cantepara que pueda hablarte.Eres el que puso en mis labiosla voz, desde hace mucho tiempo,y has habitadomis manosdesde que mi sangre sólo estaba creciendo.Ibas a preguntarmepor mi cadena insomne,y era mayor el hambre de mi acechoy la estructura de mis huesosestaba decayendo.Ven, ciérrame los ojospara que pueda descansar mi ruego.

Ojos HabitadosVen, ciérrame los ojos con un besopara que no pueda ver mi cielo,y de nuevoábreme los ojos con un besopara que así no pueda verlo entre mi sueño.Oblígame al secretopara que nada diga de los besos,y pídeme que cantepara que pueda hablarte.Eres el que puso en mis labiosla voz, desde hace mucho tiempo,y has habitadomis manosdesde que mi sangre sólo estaba creciendo.Ibas a preguntarmepor mi cadena insomne,y era mayor el hambre de mi acechoy la estructura de mis huesosestaba decayendo.Ven, ciérrame los ojospara que pueda descansar mi ruego.

Tenemos una frase para ti!.

¿Cuál es mi Texto Bíblico para Hoy?

Frases más vistos
imagen de ...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

...Ya no me importa tu destino, ya sólo quiero hallar el mío, ya no siento que mi vida valga menos que tu auséncia...

imagen de Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

Es mejor cien metros de encaje negro, que un negro te encaje sus cien metros.

imagen de Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Como hace un puto para sacarse un condon del culo?.......se tira un pedo

Mejores imagenes del momento

EternidadesVino primero pura,vestida de inocencia;y la amé como un niño.Luego se fue vistiendode no sé qué ropajes;y la fui odiando sin saberlo.Llegó a ser una reinafastuosa de tesoros...¡Qué iracundia de yel y sin sentido!Más se fue desnudandoy yo le sonreía.Se quedó con la túnicade su inocencia antigua.Creí de nuevo en ella.Y se quitó la túnicay apareció desnuda toda.¡Oh pasión de mi vida, poesíadesnuda, mía para siempre!

Éramos pocos y parió mi abuela.

Un estomago vacío, es un mal consejero.

Sobre la impuntualidad de Marilyn debo decir que tengo una vieja tía en Viena que estaría en el plató cada mañana a las seis y sería capaz de recitar los diálogos incluso al revés. Pero, ¿quién querría verla?.

Frases célebres por autores